Mostrando entradas con la etiqueta DEA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta DEA. Mostrar todas las entradas

BUSCADO por la DEA candidato de Morena a la Alcaldía de Huetamo, Michoacán por NARCOTRÁFICO en Houston, Texas


El candidato de Morena a la alcaldía de Huetamo, Michoacán, Rogelio Portillo Jaramillo, está en la lista de los más buscados por la Administración de Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos.

Según se muestra en la página oficial de la DEA, el aspirante morenista está en calidad de fugitivo por el presunto delito de conspiración para importar, distribuir y fabricar drogas en territorio estadounidense, específicamente en Houston, Texas.

Portillo Jaramillo está en la lista de candidatos de Morena que contenderán el próximo 6 de junio por 112 alcaldías y presidencias municipales de Michoacán, de acuerdo con información del INE.

La ficha que elaboró la DEA sobre él indica que es un sujeto “armado y peligroso”, que tiene ojos color verde, tez blanca y ronda en los 41 años.

Esta tarde, en el pueblo de Cutzeo, Portillo Jaramillo negó que tuviera vínculos con cualquier actividad relacionada con el narcotráfico.

“Se han publicado videos acerca de muchas cosas de mi persona, dicen que me busca la DEA, pero yo soy el candidato oficial y legal de Morena. Yo no sé cómo no me han encontrado si mi teléfono es público y aquí estoy con todos ustedes”, dijo frente a decenas de personas en un video que subió a su cuenta de Facebook.

También invitó a sus rivales políticos a que se centren en formular propuestas y proyectos para la generación de más empleos en Michoacán.

DEA abre EXPEDIENTE CRIMINAL contra Alfonso Durazo por vínculos con el Crimen Organizado en México


En medio de este descrédito de la agencia policiaca estadunidense, que se suma a muchas otras operaciones ilegales y violatorias a la soberanía y a las leyes mexicanas, sobre todo en los gobiernos panistas y priístas, como aquella conocida como Rápido y Furioso que permitió a agentes de la DEA traficar armas hacia México para entregarlas a grupos criminales, ahora ese cuerpo policial estadunidense vuelve a integrar un expediente criminal en contra de un exfuncionario que renunció a una alta responsabilidad en el gabinete del presidente López Obrador para buscar la gubernatura de su estado natal por el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Se trata del sonorense Alfonso Durazo Montaño, quien en los primeros dos años del gobierno actual ocupó la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, de donde renunció a principios de año para competir en las elecciones del próximo 6 de junio e intentar convertirse en el sustituto de la priísta Claudia Pavlovich.

Fuentes de la Administración del Control de Drogas del gobierno de Estados Unidos, aseguran tener abierta una carpeta de investigación en contra de Durazo Montaño por supuestos vínculos con miembros del crimen organizado pertenecientes al Cártel del Pacífico, en donde tres grupos del narcotráfico se disputan esa plaza: Ismael Mario Zambada García, conocido como Mayo Zambada; los hijos de Joaquín Guzmán Loera, alias Los Chapitos, y Vicente Carrillo Leyva, el Ingeniero, hijo de Amado Carrillo Fuentes, apodado Señor de los Cielos, y quien aseguran se ha convertido en informante de la DEA.

De acuerdo con miembros de esa corporación policiaca, ahora sí hay pruebas suficientes para incriminar por presuntos vínculos con el crimen organizado al actual candidato de Morena al gobierno de Sonora y, supuestamente, ahora sí habrían informado al gobierno mexicano para evitar reclamos posteriores, por lo que “en breve” procedería la acusación formal ante una corte estadunidense en contra de Durazo, quien en su larga carrera política ha colaborado con los cuatro principales partidos en el país: PRI, PAN, PRD y Morena. El ahora candidato morenista también ha sido senador y diputado federal; secretario particular del panista Vicente Fox en la Presidencia de la República y secretario particular del priísta Luis Donaldo Colosio, asesinado en Tijuana aquel 23 de marzo de 1994 cuando contendía en las elecciones presidenciales.
Otras acusaciones

Ésta no es la primera vez que se relaciona a Durazo Montaño con el crimen organizado: el 9 de febrero de 2005, cuando Fox estaba por concluir su mandato como presidente, el diario La Jornada publicó una nota titulada “Investiga la PGR a Alfonso Durazo en el caso de infiltración del narco en Los Pinos”.

La información obtenida por el reportero Gustavo Castillo explicaba que las pesquisas de la entonces Procuraduría General de la República (ahora Fiscalía General de la República) apuntaban al exsecretario particular de Fox en el caso de Nahum Acosta Lugo, exdirector de área en Los Pinos, a quien se investigaba por recibir un supuesto soborno de 100 mil dólares a cambio de entregar información a narcotraficantes sobre la agenda del presidente Vicente Fox.

Explicaba esa noticia que serían citados a comparecer en calidad de testigos el mismo Durazo Montaño, Manuel Espino y Enrique Ruiz Sánchez, este último coordinador de Giras Presidenciales y quien fungía como jefe directo de Acosta Lugo.

En aquella ocasión, la investigación la llevaba la entonces Subprocuraduría de Investigación Especializada contra la Delincuencia Organizada en contra Alfonso Durazo, quien el 5 de julio de 2004 había renunciado a los cargos de vocero y secretario particular del presidente Fox.

En otro momento, a finales de julio de 2019, un grupo criminal difundió un video en donde advertían al presidente que su secretario de Seguridad estaba vinculado al Cártel Jalisco Nueva Generación, lo cual fue rechazado de inmediato por López Obrador.

Aunque la agencia antinarcóticos estadunidense DEA (Drug Enforcement Adninistration) perdió toda credibilidad ante el gobierno mexicano después del escándalo político, legal, diplomático y mediático provocado con aquel expediente criminal por narcotráfico que fabricó sólo con “dichos”, sin una sola evidencia, en contra del general Salvador Cienfuegos Zepeda –secretario de la Defensa Nacional en el gobierno priísta de Enrique Peña Nieto–, y por el cual este militar retirado fue encarcelado en octubre del año pasado en Estados Unidos por supuestos vínculos con cárteles de la droga y un mes después extraditado a México, en donde la Fiscalía General de la República decidió liberarlo por falta de pruebas.

El mismo presidente Andrés Manuel López Obrador ordenó que se hiciera público aquel expediente que la DEA remitió a México cuando el gobierno se quejó por la detención del general sin haber informado previamente a las autoridades mexicanas, como establecen los convenios entre ambos países con relación a la lucha contra las drogas.

Ello provocó conversaciones diplomáticas entre el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo y el secretario Marcelo Ebrard, en donde éste amenazó con expulsar a 50 agentes de la DEA adscritos a la embajada de ese país en México si no extraditaban al general Cienfuegos, por lo que a finales de su mandato el presidente Donald Trump autorizó entregarlo a las autoridades mexicanas para evitar un conflicto diplomático con su amigo López Obrador.

A Fidel Herrera ex Gob. de Veracruz la DEA y policía de Cataluña, España lo ligan a Los Zetas cuando fue "Consul" en Barcelona

El ex gobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán, fue investigado por la DEA y la policía de Cataluña, denominada “Los Mossos d’Esquadra”, cuando fue cónsul de México en Barcelona en el periodo 2015-2017; le acreditaron contactos con narcos y blanqueadores de dinero.

En un extenso reportaje publicado ayer domingo en El País, se relata como tema principal el caso Regina Martínez y que Herrera Beltrán fue monitoreado desde su llegada a España, por la presunta conexión con el narco, esto, según The Cartel Project, una investigación de Forbidden Stories, donde también participó El País y más de 25 medios como The Washington Post, The Guardian, Le Monde o OCCRP, así como 60 periodistas, entre ellos, del semanario mexicano Proceso.
 
En el trabajo de investigación, se narra que los agentes catalanes descubrieron que Herrera Beltrán como cónsul, compatibilizaba la misión diplomática con relaciones “poco recomendables”.
 
En este sentido, definieron en un diagrama lo que denominaron “sus tóxicas conexiones”.
 
Y es que, el responsable de los Mossos acreditó vínculos entre Herrera Beltrán y Simón Montero Jodorovich, miembro de una célebre estirpe de narcos originaria de Centroeuropa que se asentó en Cataluña en los años 30 y que está siendo investigado por tráfico de drogas, blanqueo y tenencia ilícita de armas.
  
Este domingo, más de 25 medios internacionales llevan en su portada al polémico ex gobernador de Veracruz y se destaca que, cuando Regina Martínez, reportera del semanario Proceso, apareció muerta en el baño de su casa en el año 2012, el entorno de investigación de la reportera de 48 años, reveló que indagaba una delicada historia de corrupción.
 
“Una presunta mina informativa cuya metralla apuntaba, entre otros, al exgobernador de Veracruz Fidel Herrera, del Partido Revolucionario Institucional (PRI)”, se lee en el trabajo periodístico.
 
De esta misma situación, en Francia, Reino Unido, Estados Unidos, califican que el caso Regina y su asesinato, fue producto de la narco política en México, en específico, en el Estado de Veracruz.
 
En la investigación de los medios de comunicación, se revelan errores en las pesquisas del asesinato de la periodista en 2012 y la versión oficial y la sentencia sobre su asesinato fue difundida utilizando cuentas falsas de Twitter.
 
Según el semanario Proceso, una organización con sede en Barcelona que se especializa en desinformación,
identificó 190 cuentas llamadas "robot" o "bot" que compartían automáticamente la versión oficial, con un artículo de El Golfo Veracruz, medio de comunicación que en ese entonces tenía el empresario Othón González Ruíz.
 
Se expone que las cuentas de bots también compartían otra información favorable al gobernador Javier Duarte y que González Ruiz, reconoció en entrevista que fue un consultor del ex gobernador Duarte al mismo tiempo, y también admitió haber tenido relación con el gobernador Fidel Herrera.
 
“Para Fidel Herrera le fabricaba yo muchos contenidos. El staff de gobierno cumplía su función, tenían todo, pero yo levantaba mi material. Y entonces le proponía cosas y él escogía el material. Y yo le sugería dónde tratar de posicionar esos materiales. Eso era lo que hacía y fui el consultor que lo ayudaba mucho en lo de cuestión de opinión pública. Con Duarte, fue muy... muy parecido y hacía parte de lo mismo”, respondió Othón a Procedo al negar el uso de los bots para impulsar la verdad oficial sobre la muerte de Regina en el 2012.
 
Por otra parte, fue un periodista español quien buscó a Gina Domínguez, colaboradora del entonces gobernador Javier Duarte, quien fue contundente sobre el asesinato de la conocida periodista, al referirle que no habría entrevista con el gobernador, pero sí contexto para conocer los motivos de su muerte.
 
No obstante, se menciona que Gina Dominguez únicamente le dio detalles al periodista de la vida personal de Regina, destacando que “era lesbiana” y que era importante que estuviera enterado de la vida “disipada” y “revuelta”, que llevaba.
 
Después del asesinato de Regina Martínez, el ex gobernador Fidel Herrera fue nombrado por el entonces presidente de la República, Enrique Peña Nieto, como cónsul en Barcelona y se inició la investigación desde que pisó tierras españolas.
 
“La fase de acumulación de pruebas arrancó después de que los Mossos d’Esquadra recibieran informes confidenciales que conectaban al político con los cárteles de la droga. Los investigadores quisieron entonces zambullirse en la vida del nuevo cónsul. Un mandatario que figuró en 2013 en la lista Forbes de los 10 políticos más corruptos de México. Y que, ese mismo año, también fue señalado en un juicio en Texas (EE. UU.) por el contable del cartel de los Golfos, José Carlos Hinojosa, por recibir supuestamente 12 millones de dólares del narco para la campaña que le catapultó al Gobierno del Estado de Veracruz, uno de los más violentos y endeudados”, se expone en el reportaje.
 
Se menciona que los Mossos también detectaron una estrecha relación de Herrera a Beltrán con el empresario mexicano Bernardo Domínguez Cereceres, propietario del grupo editorial Malpaso y socio de Jordi Pujol Ferrusola, el mayor de los siete hijos del expresidente catalán Jordi Pujol. Arrestado en 2018, Domínguez Cereceres está investigado por blanquear presuntamente fondos para la saga del exdirigente catalán.
 
De igual modo, se ligó a Fidel Herrera con el narcotraficante mexicano, Juan Manuel Muñoz Luévano, alias Mono Muñoz, presunto enlace en Europa del cartel de los Zetas que fue arrestado en Madrid en 2016 por blanqueo y narcotráfico.
 
El nexo Herrera-Mono se fraguó, según los investigadores catalanes, a través de Humberto Moreira, expresidente del PRI detenido también en Madrid en 2016 por su conexión con los Zetas.
 
Jordi Segarra, es un consultor político andorrano investigado por blanqueo en México por sus campañas para un partido aliado con el PRI en Coahuila, el Estado de México y Nayarit, se explica que este personaje se encuentra también en el diagrama como “colaborador” de Herrera en Barcelona; no obstante, el consultor lo ha negado.
 
Aún con una extensa investigación, los Mossos no pudieron convertir los indicios contra Herrera en una causa judicializada, ya que el priista renunció en enero de 2017 a su puesto como cónsul de México en Barcelona, tras el escándalo que le vinculaba con la compra de medicamentos falsos durante su gestión.
 
Se menciona que EE. UU. también siguió de cerca los movimientos de Herrera y que altos funcionarios policiales estadounidenses le seguían los pasos en México, España y EE. UU. “A Herrera siempre le gustó el soborno”, expuso un alto oficial de la DEA que vincula a Herrera Beltrán con intereses en el universo de las carreras de caballos y en los sectores petrolíferos y minero. No obstante, no se confirmó si la DEA continúa investigando al ex mandatario veracruzano.
 
“Todo el mundo en la sede de la PGR en España sabía que Herrera era un corrupto, el más corrupto. Tenía muy mala reputación. Sin embargo, no se le investigó [durante su mandato como cónsul en Barcelona]”, se explica en el trabajo periodístico sobre la declaración de un fiscal de la PGR en España.
 
Sobre sus vínculos con el narco, se menciona que Arturo Fontes, un exagente del FBI que investigo los cárteles en México y Colombia, definió que el grupo delictivo “Los Zetas”, nombraron a Fidel Herrera Zeta 1 porque dirigía el Estado de Veracruz.
 
“El exgobernador recibió millones de dólares a través de enlaces para que los cárteles operaran con impunidad”, informó el exinvestigador, que hoy está al frente de la firma de seguridad privada Fontes International Solutions.
 
También, se agrega que Jorge Rebolledo, consultor de seguridad con más de una década de experiencia en Veracruz, explicó la relación del dirigente con el crimen.
 
“Herrera dejó [al cartel de los Zetas] hacer negocios y se benefició económicamente de su presencia”.
 
Al respecto de estas acusaciones a nivel internacional, Fidel Herrera Beltrán, se 71 años y quien se encuentra afectado por un derrame cerebral, siempre ha negado las acusaciones.
 
Su hijo, Javier Herrera Borunda, fue quien a través de sus redes sociales, mencionó que su padre está demasiado débil para responder a las preguntas.

DEA pega al Cártel de Sinaloa: INCAUTA 3.5 Millones de Dólares, 685 kg de COCAÍNA, 24 kg de Fentanilo y 20 mil municiones para BARRETT en San Diego


En lo que se considera uno de los aseguramientos más cuantiosos del sur de California, agentes de la Administración de Control de Drogas (DEA) en San Diego, Estados Unidos, incautaron 3.5 millones de dólares en efectivo, 685 kilogramos de cocaína, 24 kilogramos de fentanilo, aproximadamente 20 mil rondas de municiones de calibre .50 y cientos de chalecos antibalas, presuntamente pertenecientes al cártel de Sinaloa.

Las municiones calibre .50 son las que usan los fusiles Barrett, en manos de diversas agrupaciones criminales en México, que tienen la capacidad de traspasar unidades blindadas y derribar aeronaves.

De acuerdo con información oficial, en el operativo realizado ayer fueron aprehendidos tres ciudadanos mexicanos --Jesús Burgos Arias, residente de Chula Vista, y Juan Alatorre Venegas y José Yee Pérez, habitantes en Tijuana--, vinculados a empresas de transporte transfronterizo.

Los tres se encontraban en posesión de las drogas, dinero en efectivo y municiones almacenadas en un patio de camiones en Otay Mesa, informó la Oficina del Fiscal de Estados Unidos.

Según las autoridades federales, el decomiso es el mayor de su clase en el Distrito Sur de California y producto de una amplia investigación sobre las actividades del cártel de Sinaloa que comenzó en el condado de San Diego, hace casi una década, y ha dado lugar a cargos en contra de más de 125 personas, muchos de ellos líderes del círculo íntimo de la organización criminal.

“Nos alienta que pudimos separarlos de sus peligrosas municiones calibre .50 y de más de 3 millones de dólares en ganancias de drogas que han obtenido vendiendo muerte, aquí, en nuestra comunidad y en todo Estados Unidos", explicó el agente especial de la DEA a cargo de la operación, John Callery.

Por su parte, el agente especial a cargo de la oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI, por sus siglas en inglés), Cardell Morant, sostuvo que la incautación a la organización liderada por Ismael ‘El Mayo’ Zambada, Rafael Caro Quintero y los hijos de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, es significativa no sólo por su tamaño, “sino porque demuestra la correlación directa entre narcóticos, dinero ilícito y armas, que genera violencia en nuestras comunidades y destruye vidas”.

DEA coloca a Caro Quintero exLíder del Cartel de Guadalajara en el #1 de FUGITIVOS más BUSCADOS


La Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) colocó al capo Rafael Caro Quintero, fundador del extinto Cártel de Guadalajara, en el primer lugar de la lista de los diez fugitivos más buscados.

La agencia antidrogas ofrece una recompensa de 20 millones de dólares por información que lleve a la captura de Caro Quintero, prófugo de la justicia, luego que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) revirtió un amparo que le permitió recuperar su libertad.

La DEA lo requiere por el asesinato del agente federal, Enrique Camarena, y por los delitos de secuestro, posesión con intención de distribuir marihuana y cocaína.

Según autoridades mexicanas, Caro Quintero disputa el liderazgo del cártel de Sinaloa a los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán, y a Ismael “El Mayo” Zambada.

La semana pasada, Miguel Ángel Caro Quintero, hermano de Rafael Caro Quintero, interpuso un juicio de amparo contra la orden de aprehensión que pudiera haber en su contra.

Sin embargo, el Juzgado Décimo de Distrito de Amparo no le concedió la suspensión provisional a Miguel Ángel Caro Quintero, exlíder del llamado Cártel de Sonora, con asiento en Caborca, que estuvo preso en Estados Unidos, por no haber sido solicitada.

De acuerdo con información de la agencia de Noticias Reuters, el gobierno de México habría negociado con Estados Unidos la libertad del general Salvador Cienfuegos Zepeda, a cambio de la detención de un líder del narcotráfico.

En marzo de este año, el líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”, encabezaba la lista de los diez fugitivos más buscados por la DEA, a la que fue ingresado en mayo de 2016.

Por ello, las autoridades estadounidenses instalaron espectaculares en diversas vialidades de la ciudad de Los Ángeles, California, en los que ofrece una recompensa de 10 millones de dólares a quien aporte información que lleve a la captura de “El Mencho”, originario del municipio de Aguililla, Michoacán.

“Ayúdanos a atrapar a Nemesio Oseguera Cervantes, alias ‘El Mencho’, 10 millones de dólares de recompensa”, se señala en los espectaculares en autopistas y avenidas de ese ciudad.

DEA, CIA y FBI Operaron para CAZAR y DETENER a El Chapo: The New York Times Alan Feuer/Dolia Estévez


Cuando los ojos y oídos del vasto aparato de escuchas de las agencias estadounidenses localizaron a Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera en un remoto humedal de aves migratorias en el sur de Baja California en 2013, lo que siguió no fue informar al Gobierno de México sobre el hallazgo, como procedía, sino debatir internamente cuál de las dependencias mexicanas era la menos corrupta para invitarla a realizar la captura, escribió Dolia Estévez tras hacer un resumen de nuevo libro de reportero de The New York Times.

La Policía Federal fue la primera en ser descartada debido al legado de narco-corrupción que dejó Genaro García Luna. El FBI y la CIA favorecieron al Ejército, como suelen hacerlo. Pero, así como el FBI y la CIA no confiaban en la Policía Federal, la DEA no confiaba en el Ejército. 

El Servicio de Alguaciles y otras agencias propusieron a los marinos, por su fama de valientes y habilidosos. Sin embargo, había un problema. Capturar a Guzmán Loera conllevaba el riesgo de enfrentar a la Secretaría de Marina con el liderazgo civil. La protección al líder del Cártel de Sinaloa venía de la alta jerarquía del Gobierno de México. No obstante, cuando la DEA les ofreció la delicada tarea de capturarlo, los marinos aceptaron sin titubear.

Víctor Vázquez, jefe de la estación de la DEA en México, acompañó a los marinos a la base naval en la Paz de donde lanzarían el operativo que bautizaron "Duck Dynasty" (dinastía de patos), debido a que estaba cerca de un club de cacería de patos. El trabajo de Vázquez era comer, dormir y desplazarse con los marinos. Entrenó con la unidad. 

Descendió en rappel de los helicópteros Blackhawks con ellos, les ayudó a analizar las señales de los drones que cubrían la zona donde ubicaron al Chapo y compartió la erudición acumulada de las máquinas de intercepción y hackeo para construir lo que llamaba "manual de inteligencia de captura". Para efectos prácticos, Vázquez, mexicoamericano oriundo de Durango, era el encargado de la seguridad del operativo. Todo en territorio nacional.

Pero por más impresionante que fuera la inteligencia de los estadounidenses, no pudieron con los métodos de contra espionaje y con la red de espías gubernamentales de Guzmán. Los recursos y el equipo del "Chapo" rivalizaban con los de las organizaciones terroristas más sofisticadas del mundo. Unos días antes del ataque, planeado para enero de 2014, las escuchas captaron señales de que el cártel sabía de "Duck Dynasty". La misión fue abortada. "El Chapo" ganó la jugada. Una vez más.

El relato inédito proviene del nuevo libro "El Jefe The Stalking of Chapo Guzmán" ("El Jefe, el acecho al Chapo Guzmán"), de Alan Feuer, corresponsal de The New York Times que se dio a conocer en México por su puntual cobertura y tuits en tiempo real sobre el juicio del famoso capo en Nueva York. De 235 páginas, editado por Flatiron Books, el texto se centra en el maratónico trabajo de inteligencia para capturar al "Chapo" por parte de un selecto grupo secreto de agentes del FBI, la DEA, la CIA y el Servicio de Alguaciles, conocido como la "coalición".

Precursores del esfuerzo fueron Stephen Marston y Robert Potash, agentes del FBI en Nueva York. Ray Donovan, de la División de Operaciones Especiales de la DEA, unidad secreta a cargo de las escuchas de narcos, fue el enlace con los agentes en México. Feuer detalla cómo interceptaron y hackearon las comunicaciones del círculo íntimo de Guzmán: lugartenientes, guardaespaldas, esposa y amantes. El equipo, que operó mayormente al margen de las autoridades mexicanas, estaba obsesionado en aprehenderlo. Si no lo hicieron antes fue por la corrupción mexicana.

Entre 2009 y 2016, la "coalición" planeó siete capturas: Los Cabos, dos en Tepic, redada en Culiacán liderada por la CIA, "Duck Dynasty" en La Paz, el arresto en el Hotel Miramar en 2014 que terminó en su fuga de Altiplano en 2015 y la última en Los Mochis en 2016. Con excepción de dos, el resto fracasó porque huyó antes o porque las misiones fueron abortadas. El gran obstáculo, dice Feuer, era la corrupción en el Gobierno de México.

"Encontrar a Guzmán, como bien sabía la DEA, siempre fue la parte fácil. Las comunicaciones eran tan esenciales para su operación que siempre había inteligencia de vigilancia que indicara su paradero. La parte más difícil... debido a la corrupción en el gobierno, era decidir a quien confiar su detención entre las agencias policíacas locales", escribe Feuer.

No fue hasta el "Operativo Tercer Strike", que produjo su detención en 2016, que finalmente el CISEN se involucró. "El Chapo" se había vuelto a fugar del Altiplano por un túnel un año antes, lo que no sólo humilló a Enrique Peña Nieto sino puso en evidencia la colusión de su gobierno con los cárteles. Sorprendidos de que cada pista que desarrollaban ya la tenían los mexicanos, eventualmente la "coalición" se percató que el CISEN tenía un arma secreta: el poderoso programa de espionaje de tecnología israelí, Pagasus. No escatimó en usarlo para dar con "El Chapo".

La obra de Feuer afirma el amplio campo de maniobra de las agencias estadounidenses en México. Deja pocas dudas de que la ubicación y eventual detención del "Chapo", fue principalmente obra de persistencia de Estados Unidos. Si bien policías extranjeros por Ley no pueden hacer arrestos y andar armados en territorio nacional, sabido es que los agentes de la DEA invariablemente portan armas cuando acompañan a lo mexicanos en operativos de detención de altos blancos. El Gobierno mexicano se hace de la vista gorda.

Como escribí en este espacio, tres presidentes consecutivos –Fox, Calderón y Peña Nieto– dieron órdenes de que los agentes de la DEA, el FBI, la CIA y el ICE, operaran en México con toda libertad ("Academia de la DEA, fábrica de agentes dobles", 17/03/2020, SinEmbargo).

Feuer menciona los presuntos narco pagos a García Luna y Peña Nieto que testigos protegidos sacaron a colación en el juicio de "El Chapo". Son parte de la acusación criminal contra García Luna en la corte en Nueva York. La versión sobre Peña Nieto no ha sido corroborada.

Lo que el reportero neoyorquino sí corroboró fue la penetración del narco en la Unidad de Investigaciones Sensibles (SIU), de la Policía Federal, cuyos integrantes fueron entrenados en la academia del FBI en Quántico y aprobaron los exámenes de confianza que la DEA les aplicó. Feuer cuenta que, tras los intentos fallidos por capturarlo en Los Cabos y Tepic, la DEA empezó a dudar de la SIU, su contraparte en la Policía Federal. El FBI asignó a investigarla a un alto funcionario en 2013. A fines de ese año, la investigación confirmó las sospechas. "La SIU y la Policía Federal, podrían ser descritas como el brazo uniformado de la aplicación de la ley de la organización de Guzmán", escribe Feuer.

Las sospechas del FBI se confirmaron años después con el encarcelamiento de Iván Reyes Arzate, acusado de espiar para los Beltrán Leyva, al mismo tiempo que era jefe de la SIU, y la detención de García Luna, responsable máximo de la SIU y fundador de la Policía Federal, por delitos graves relacionados al narcotráfico. Feuer no alcanzó a incluir las acusaciones recientes contra Luis Cárdenas Palomino y Ramón Pequeño García, también altos mandos de la Policía Federal y hombres de confianza de la DEA. El autor no explica cómo fue que la DEA no se enteró que estaba en la cama con el enemigo.

Feuer basa su relato principalmente en tres fuentes: entrevistas para atribución con funcionarios estadounidenses que dirigieron el espionaje electrónico, la transcripción completa de las 12 semanas del juicio y miles de páginas de récords de investigación de los casos de Guzmán y relacionados, muchos de ellos inéditos. El libro carece de declarantes mexicanos. Procuró hablar con algunos de los protagonistas en México, pero, anota, casi todos declinaron.

El libro consigna el papel de la CIA y la NSA en la persecución de Guzmán. Uno de los operativos fallidos en Culiacán, del que casi nada se sabe, lo dirigió la CIA. Ambas declinaron peticiones de información a través de la Ley de transparencia estadounidense. "El papel de la CIA en el caso de El Chapo está enterrado en expedientes secretos... miles —quizá decenas de miles— de documentos en montones de casos relacionados al capo y sus colaboradores permanecen bajo sello al día de hoy. Contienen el equivalente a la historia no contada de la guerra a las drogas en México".

"El Jefe" de Alan Feuer, disponible en español sólo en audio, no es un libro sobre la narco-corrupción en México; tampoco un análisis sobre la guerra fallida contra los cárteles, mucho menos la historia del narcotráfico. Es el trabajo periodístico de un reportero especializado en procesos criminales que, con fuentes privilegiadas, incurre en el oculto mundo del espionaje cibernético que presidió la captura de Joaquín Guzmán Loera. 

El resultado es un relato absorbente tipo thriller policíaco basado en la vida real.El acecho del "Chapo" es un botón de muestra de la injerencia histórica de las agencias de espionaje estadounidenses en México, desde el "procónsul" Winston Scott hasta la fecha. 

Mientras que, en la guerra fría, el espionaje se conducía desde un cuarto secreto en la Embajada de Estados Unidos en México, en la actualidad se realiza a través de un amplio menú técnico que incluye máquinas de escucha y descifrado de comunicaciones encriptadas, hackeo de sistemas informáticos, drones de monitoreo en tiempo real, aviones espías en cielos mexicanos y cheques en blanco para interferir teléfonos de objetivos seleccionados en territorio mexicano, siempre y cuando sean autorizados por un juez estadounidense... por aquello de que México es un país soberano.

UIF bloquea 3 cuentas a esposa de dueño del periódico Uno más Uno: Liga DEA nexos con el CJNG/Los Cuinis

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) bloqueó tres cuentas bancarias y hasta la tarjeta de un supermercado a nombre de Yamile Abouzaid El Bayeh, esposa del vicepresidente del periódico Uno Más Uno, Naim Libien Tella y hermana de Juan Manuel Abouzaid El Bayeh, El Escorpión, El Hermano, Nene, o El Arabe, ambos identificados por la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) como integrantes del cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). 

La cancelación de las cuentas bancarias forma parte del intercambio de información entre la DEA y UIF, a través de la cual se ha detectado el lavado de dinero ilícito que se realiza a través de personas físicas y morales. 

La Oficina de Control de Bienes de Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos incluyó en su lista a cuatro empresas y a tres ciudadanos mexicanos vinculadas al Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) y al grupo criminal de Los Cuinis y su líder Abigael González Valencia y anunció sanciones y el congelamiento de bienes que puedan tener en ese país. Las cuatro empresas son acusadas de actuar como fachada de los negocios de Los Cuinis y del cártel de Jalisco. 

Con ello queda prohibido a cualquier firma estadunidense tener relaciones comerciales con estas empresas. Entre las empresas sancionadas destacan la Operadora Los Famosos, que realiza negocios como Kenzo Sushi, restaurante que se ubica en Guadalajara, Jalisco y a la que ubica como sucesora de Mizu Sushi Lounge, empresa a la que OFAC incluyó en su lista negra desde el 17 de septiembre de 2015 por dar apoyo material en tráfico de narcóticos al cártel de Jalisco. 

La OFAC señaló además a Alfonso Corona Romero y Edgar Alfonso Corona Robles, padre e hijo y propietarios de Operadora Los Famosos, S.A. de C.V. como prestanombres para CJNG y Los Cuinis. 

Además incluyó a la Comercializadora Trade Clear S.A. de C. V., gestora de una panadería y un restaurante en Jalisco. La señaló por tener tratos comerciales como Bake and Kitchen y lazos con González Valencia. Esta panadería y restaurante están ubicados en Plaza Los Tules, un centro comercial localizado en Zapopan, Jalisco. La OFAC designó Plaza Los Tules, ahora también conocida como Plaza Virreyes, el 19 de agosto de 2015, en parte por ser controlada por Abigael González Valencia. 

El Tesoro agregó que Jeniffer Beaney Camacho Cázares, esposa de González Valencia y a quien ya había señalado anteriormente, como una persona con un cargo fundamental en Comercializadora Trade Clear. 

OFAC también señala a Salime Abouzaid El Bayeh por ser quien gestiona Bake and Kitchen y realiza otras actividades en nombre de González Valencia. Refirió que Abouzaid El Bayeh trabajó previamente en el restaurante Mizu Sushi Lounge y tenía un cargo en el periodico Unomasuno, el cual desde el 16 de diciembre de 2015 fue señalado de brindar apoyo a actividades del tráfico de drogas de Los Cuinis y González Valencia. 

Las sanciones afectan también al Grupo de Alta Especialidad Farmacéutica S.A., de Guadalajara, de la que Abouzaid El Bayeh tiene también propiedad compartida. Así como a la Operadora de Reposterías y Restaurantes S.A., de Jalisco, una pastelería ubicada junto a Bake and Kitchen en Plaza Los Tules de Zapopan. 

Señaló como copropietaria a Silvia Romina Sánchez Carlón, a quien previamente se le señaló por operar a nombre de Abigael González.En añadido a las designaciones, el comunicado refirió que ha identificado a la firma Cabañas La Loma como un nombre nuevo para la empresa anteriormente designada y conocida como Las Flores Cabañas. 

Las penas por violar la norma pueden alcanzar 10 millones de dólares para corporaciones y condenas de hasta 10 años de prisión para algunos individuos. Los Cuinis y su líder, Abigail González Valencia, fueron oficialmente designados como narcotraficantes por el Tesoro de EU en abril de 2015. González Valencia fue capturado en México en febrero de 2015.

Estados Unidos congelan cuentas de Tarek Abdalá por vínculos con el CJNG en indagatorias de la DEA

Las indagatorias del Gobierno Federal, en colaboración con la Agencia para el Control de Drogas (DEA), para golpear a las finanzas del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), alcanzaron a Veracruz y a personajes políticos como Tarek Abdala, ex tesorero de la secretaría de Finanzas de Veracruz y señalado como operador de un multimillonario desvío de dinero público en ese estado, por el que ahora está preso su exgobernador, Javier Duarte. El político incluso se presume tenía una estrecha relación con el ex jefe del CJNG Francisco Navarrete Serna, recientemente asesinado. Incluso posó con el en una fotografía. 

De acuerdo con Univision Investiga, que obtuvo en exclusiva 20 solicitudes de congelamiento de cuentas que forman parte del operativo Agave Azul que denunció a casi 2,000 personas y empresas como sospechosas de lavar dinero para el CJNG, el político veracruzano ligado a Javier Duarte, es indagado por nexos con la organización criminal. 

El abogado de Abdala, Eduardo Amerena, confirmó a la reportera Peniley Ramírez, de Univision, que las cuentas de su cliente están congeladas, pero rechazó categóricamente que él haya estado vinculado con el narcotráfico. 

Dijo que pocas horas antes de que Abdala fuera incluido en la lista, una persona de la Fiscalía federal trató de extorsionarlo. "Este es el costo de no haber aceptado", declaró vía telefónica a Univision. 

"Nunca habíamos podido vincular periodísticamente a Abdala, ni a nadie del círculo cercano de Duarte, con el narcotráfico, esto es algo nuevo", dijo Arturo Ángel, reportero de Animal Político, que descubrió la trama de corrupción que llevó a Duarte a la cárcel y autor del libro Duarte, el priista perfecto. 

Entre 2012 y 2015, Abdala fue tesorero en Veracruz. Luego fue diputado. Ahora, su nombre está incluido en más de 40 investigaciones locales y federales que indagaron la malversación de más de 3,000 millones de dólares del erario en ese estado del sureste mexicano. 

Abdala se convirtió en testigo colaborador de la fiscalía federal y declaró que la exesposa de Duarte, Karime Macías, le ordenó transferir unos 42 millones de dólares a empresas de papel y medios de comunicación locales. Ella lo denunció, aludiendo que esas declaraciones eran falsas. "Esa denuncia no nos ha sido notificada, no conocemos sus detalles", dijo el abogado de Abdala. 

En junio de 2019, el gobierno estatal de Veracruz acusó nuevamente a Abdala, esta vez por desvíos de otros 25 millones de dólares. Él no ha declarado en esos casos y dijo que su compromiso como testigo era únicamente con la investigación federal. 

Horas después de la entrevista de Univision con su abogado, Abdala presentó un escrito a la fiscalía federal, alegando que nunca ha tenido vínculos con el narcotráfico y denunciando que fue extorsionado. En el mismo, solicitó saber si se encuentra incluido en alguna investigación por narcotráfico. 

"Que me informe si existe al día de hoy alguna imputación en mi contra (...) si cuentan con documento alguno que me relacione con alguna asociación criminal", escribió Abdala en el documento que su abogado envió a Univision. La fiscalía aún no ha respondido. 

Su escrito a la fiscalía tiene sello de recibido el 8 de julio, horas después de que Univision Investiga habló con su abogado. 

Abdala escribió que había quedado "inquieto" con la noticia de que su nombre había sido incluido en el mismo acuerdo de congelamiento de cuentas donde están varios jefes del CJNG. 

Añadió que los datos que había aportado como colaborador de las autoridades fueron clave para que Duarte "admitiera su responsabilidad por el delito que se le imputaba, y consintiera la aplicación de un procedimiento abreviado, por el que recibió una condena de nueve años". 

Al haber colaborado, sigue el escrito, Abdala ha seguido teniendo que atender "las consecuencias de mi actuar" ya que su dicho "impactó negativamente a terceros, cuyos intereses se vieron afectados por el contenido de mis declaraciones y datos de prueba aportados". 

Su abogado afirmó que Abdala continúa siendo testigo colaborador de la Fiscalía y que están combatiendo legalmente la orden de aprehensión en su contra, girada por la fiscalía veracruzana. 

Su inquietud actual proviene, dice el documento, de que un alegado involucramiento con el crimen organizado "podría demeritar mi credibilidad ante los inminentes juicios respecto de los cuales estoy obligado a comparecer". 

Las cuentas bancarias de Abdala fueron congeladas en junio. Él y su abogado tenían entendido "que se debía a la investigación por el caso de Veracruz y no a vínculos con el narcotráfico", dijo Amerena. 

Justamente a principios de junio, añadió el litigante, una persona relacionada con la Fiscalía federal le pidió dinero para retirar, supuestamente, una foto de Abdala de un expediente de un caso de narcotráfico. 

"Nos negamos, dijimos que no pagaríamos un centavo, y sabíamos que negarnos tendría un costo", dijo. Como prueba de sus dichos, envió a Univision capturas de pantalla de la foto que le dijeron estaba incluida en la indagatoria y comprometía a su cliente. La foto era de la campaña de Abdala en 2015 para diputado por "En esa foto no hay ningún narcotraficante, son personas de Veracruz que no están relacionadas con el crimen", dijo Amerena. 

El abogado consideró que la inclusión de su cliente en una lista de cuentas congeladas por supuestos vínculos con el CJNG puede ser una consecuencia de no haber pagado la extorsión. "Ese fue el precio, y es muy triste tener que enterarnos por la prensa que mi cliente está en esa lista". 

Las solicitudes de congelamiento de cuentas que incluyen a Abdala y a los narcotraficantes forman parte del mismo acuerdo 74/2020 de la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda. Están divididas en varios oficios. En el que se menciona el nombre de Abdala están también varios integrantes y parientes políticos de la familia González Valencia, conocidos como Los Cuinis y señalados por las autoridades de ser el brazo financiero del CJNG. 

En el oficio no se menciona cuál sería la alegada participación de Abdala con el CJNG. Únicamente, se solicita que se bloqueen sus flujos bancarios y los bancos informen de cualquier movimiento que pretenda realizar. 

El megaoperativo en México tuvo ayuda estadounidense, gracias al creciente interés de Washington en el CJNG, dijeron fuentes familiarizadas con la investigación. Este grupo criminal es considerado por Estados Unidos como el cartel con mejor capacidad de armamento en México y uno de los más poderosos del mundo. 

En entrevista para Imagen del Golfo, Raúl Sapién Santos, se refirió al caso concreto de Veracruz y sostuvo que se debe interceptar los movimientos financieros de las organizaciones criminales y hacer valer programas como la Iniciativa Mérida y continuar con el trabajo de la Unidad de Inteligencia Financiera. 

(Ante) cualquier golpe a las finanzas de cualquier tipo de delincuencia, y más hablando de organizaciones criminales de carácter transnacional, declaran muchas veces esas organizaciones criminales la guerra contra el propio Gobierno Federal. 

Es por ello que no únicamente se debe de abatir al crimen con el uso de la fuerza. Insisto, se debe de abatir cerrándoles las llaves del financiamiento ilícito, del cual obtienen y en el cual invierten dinero para seguir financiando" sus actividades criminales, advirtió a Imagen del Golfo Raúl Sapién Santos, del CNSP. 

Para Salvador Mejía, experto en lavado de dinero, consultado por Univision sobre los documentos, "no hay antecedentes de algún mapa tan grande sobre la ruta de operación del CJNG. 

No recuerdo una operación de este tamaño antes desde México", de acuerdo con la legislación mexicana, una vez que las cuentas son congeladas continúan las investigaciones, para establecer si hay elementos suficientes para presentar denuncias penales. Las autoridades anunciaron que muchos señalados ya se investigan penalmente, pero no especificaron cuántos ni quiénes. Durante meses, según las fuentes, la unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda de México colaboró con la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) para detectar a personas y empresas, desde políticos locales hasta compañías, relacionadas con el CJNG. 

Los documentos indican que el cartel opera sus finanzas legales principalmente a través de empresas de construcción, alimentos y consultorías, desde los estados de Jalisco, Sinaloa, Oaxaca, Veracruz y Guanajuato. 

Uno de los operadores que aparece en los registros de más compañías –cuyas cuentas fueron congeladas– es Rubén Flores Alejo. Él viajaba constantemente entre varios estados para inscribir empresas, según pudo confirmar Univision Investiga en una búsqueda en los registros públicos estatales. Flores fue detenido en 2017. La prensa lo identificó entonces como "consultor financiero para el CJNG". Univision no pudo localizarlo para una entrevista, ni confirmar si aún se encuentra en prisión. 

"Para ellos es muy importante dispersar el dinero obtenido de manera ilícita e ingresarlo al sistema financiero con empresas legales. Esto lo sabíamos. Lo que nunca habíamos visto era exactamente cómo funcionaba ni a través de quiénes", dijo Mejía. Univision Investiga obtuvo los documentos de dos fuentes confidenciales, una en un banco y otra en la Comisión Nacional Bancaria de México. Muestran que el 2 de junio desde Hacienda se ordenó el congelamiento inmediato de las cuentas. Al día siguiente, los bancos recibieron la orden, clasificada como "reservada y confidencial". 

El 3 de junio, el gobierno mexicano anunció que se habían congelado casi 2,000 cuentas. A los bancos consultados por Univision llegaron un poco más de 1,000. Univision no pudo confirmar cuáles son las otras cuentas, a quiénes pertenecen, ni por qué hay una diferencia de casi mil cuentas entre lo que anunció el gobierno y lo que solicitaron a los bancos. 

Con los documentos obtenidos, Univision Investiga elaboró una base de datos y analizó quiénes eran las personas y empresas mencionadas en las solicitudes de congelamientos de cuentas bancarias. 

Las órdenes de congelamiento fueron incluidas en el acuerdo 74/2020 y se dividieron en varios oficios, que abarcan grupos de personas por distintos temas. Unos incluyen a familiares de los jefes del cartel, otros a políticos, unas más a empresarios y supuestos operadores de menor rango. 

"Si las cuentas forman parte del mismo acuerdo de la Unidad de Inteligencia Financiera, lo que interpretarían los bancos es que se tratan del mismo caso, esta vez, de operaciones posiblemente relacionadas con el cartel de Jalisco", dijo Mejía, quien fue Oficial de Cumplimiento de un grupo financiero, antes de tener su propia consultoría para temas antilavado. 

La tarde del 3 de junio, Santiago Nieto anunció que el operativo había sido exitoso. Nieto es el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda de México y uno de los funcionarios mexicanos que trabaja en mayor colaboración con el gobierno de Estados Unidos, dentro de la administración de Andrés Manuel López Obrador. 

Nieto dijo a la prensa que aparecían en la lista "desde sicarios hasta servidores públicos". Él no respondió a una solicitud de entrevista para este artículo. 

Entre los políticos con cuentas personales bloqueadas está Eduardo Cervantes Aguilar, alcalde del municipio Ixtlahuacán de los Membrillos, en Jalisco. Aparece también su hermano Alberto, director jurídico del mismo ayuntamiento y tres hermanos más. 

A principios de junio, el joven Giovanni López fue asesinado por la policía de Ixtlahuacán, luego de que lo detuvieron por no usar cubrebocas. El caso provocó protestas en varias ciudades de México, como parte del movimiento iniciado en Estados Unidos #BlackLivesMatter. 

Tres policías fueron detenidos y el gobierno estatal tomó el control de la seguridad pública del municipio. El alcalde, que en un principio pidió que no se politizara el caso, nunca acudió a declarar. 

La prensa local reportó que Cervantes estaba entre los investigados por Hacienda, pero se desconocía que también a cuatro miembros de su familia les habían bloqueado las cuentas. Ni en el municipio ni en el celular del alcalde respondieron llamadas ni mensajes de Univision. 

En los documentos se mencionan a 28 personas y empresas que antes habían sido señaladas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos. En la mayoría de los casos, sus cuentas y operaciones en México se mantuvieron intactas en los últimos años. 

En administraciones anteriores, funcionarios mexicanos declararon a Univision Investiga que México es un país soberano y por tanto no debe acatar como propia una investigación estadounidense.

Cae líder del cártel Guerreros Unidos-CJNG en Bacalar: Es requerido por la DEA

Elementos de la Guardia Nacional y de la Fiscalía del Estado de Quintana Roo, realizaron un duro golpe en contra de la delincuencia organizada, con la detención de un presunto delincuente en el municipio de Bacalar, el cual cuenta con una orden de extradición a Estados Unidos por el delito de Delincuencia Organizada en el estado de Georgia. 

De acuerdo con información de la Fiscalía del estado, Edgar “P”, fue detenido en un recorrido de seguridad y vigilancia montado por la Policía Quintana Roo y elementos del Ejército Mexicano de la 34 zona militar, quienes le aseguraron cinco envoltorios con polvo blanco con las características de la cocaína. 

La captura se realizó en calle 26 con Avenida 3 en el municipio de Bacalar al momento que el delincuente salía de una zona oscura y al mostrar una actitud evasiva y nerviosa. Una vez detenido, Edgar “P” fue llevado para su certificación médica y trasladado a la Fiscalía Especializada en Delitos Contra la Salud en la modalidad de narcomenudeo en donde se inició la carpeta de investigación correspondiente. 

Al revisar los antecedentes de esta persona se detectó que contaba con una orden de extradición a Estados Unidos por el delito de Delincuencia Organizada en el estado de Georgia, por lo que de inmediato se implementó un fuerte dispositivo militar los cuales quedaron asentados en la carpeta de investigación FGE/QROO/CHE/FEDCSMN/04/87/2020. 

Esta persona es buscada desde el pasado mes de septiembre de 2016 y es investigado por la DEA en Estados Unidos y autoridades de México, al parecer el hombre es integrante del Cártel Guerreros Unidos y aliado del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Se ENTREGA exGeneral de Nicolás Maduro a la DEA Acusado de NARCOTRÁFICO por EUA: Lo EXTRADITAN

Agentes de la Agencia de Control de Drogas de Estados Unidos viajaron a Colombia el viernes para detener al general venezolano en retiro Cliver Alcalá, acusado de narcotráfico junto al presidente Nicolás Maduro, dijeron a Reuters dos fuentes de la DEA.

Alcalá se entregó a la Dirección de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) y renunció a su extradición luego de aceptar colaborar con los fiscales, dijeron las fuentes.

La DEA está volando de regreso a Estados Unidos con Alcalá esta tarde desde la ciudad de Barranquilla, donde ahora vive Alcalá, agregaron las fuentes.

Dos agentes colombianos, hablando bajo condición de anonimato, confirmaron que había un vuelo de programado para salir de Colombia el viernes por la noche, aunque se negaron a dar más detalles.

Los portavoces de la DEA, del Departamento de Estado de Estados Unidos y la Policía Nacional de Colombia no respondieron de inmediato las solicitudes de comentarios.

El gobierno de Estados Unidos acusó el jueves "narcoterrorismo" a Maduro, Alcalá y a más de una decena de altos funcionarios venezolanos, en la última escalada en una campaña de presión de la administración del presidente Donald Trump destinada a sacar del poder al líder venezolano.

El fiscal general de Estados Unidos, William Barr, acusó a Maduro y otros funcionarios de conspirar con una facción disidente de las desmovilizadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) "para inundar Estados Unidos con cocaína".

Por su parte, el Departamento de Estado estadounidense ofreció una recompensa de hasta 10 millones de dólares por información que condujera a la captura o procesamiento de Alcalá, de 58 años.

En tanto, hay una recompensa de hasta 15 millones de dólares por información que conduzca a la detención de Maduro.

Alcalá dijo a las autoridades estadounidenses el jueves por la noche que se rendiría, según una fuente de la DEA.

El militar se retiró de las fuerzas armadas cuando Maduro asumió la presidencia en 2013, después de que el predecesor de Maduro, Hugo Chávez, muriera de cáncer.

Han DETENIDO a 700 miembros del CJNG en Op. Projectc Python de EUA: DEA


Estados Unidos anunció ayer miércoles la detención de más de 700 miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en el marco de la operación Proyecto Pitón (Projectc Python), que se ha desarrollado a lo largo de seis meses. 

"Hemos ejecutado un centenar de órdenes judiciales y hemos arrestado a más de 700 personas", anunció en una rueda de prensa el administrador interino de la Administración para el Control de Drogas (DEA, en inglés), Uttam Dhillon, en una rueda de prensa en la sede del Departamento de Justicia, en Washington. 

Dhillon especificó que la operación tuvo como objetivo "cargos altos e intermedios de la organización para dificultar su regeneración". "El proyecto Python es el mayor ataque de las autoridades de EE.UU. contra el CJNG hasta la fecha, pero es solo el principio", dijo el funcionario. 

La DEA practicó ese mismo miércoles numerosas redadas dentro de EE.UU, en las que los agentes se han incautado de 600 kilogramos de droga. Con dichas redadas concluyen seis meses de trabajo y más de 100 investigaciones contra ese cártel, que, según las autoridades estadounidenses, cuenta con más de un centenar de laboratorios de metanfetamina en México. 

En la rueda de prensa, Dhillon anunció una recompensa de 10 millones de dólares para todo aquel que tenga información sobre el líder de CJNG, Nemesio Oseguera Cervantes, alias "El Mencho". Por su parte, el fiscal general adjunto, Brian A. Benczkowski, explicó en esa misma comparecencia ante los medios que "el CJNG es una de las organizaciones transcriminales más peligrosas del mundo. 

El cártel tiene en sus manos el tráfico de múltiples sustancias letales. Es responsable de mover toneladas de cocaína, metanfetamina y fetanol". En 2015, el Cártel Jalisco Nueva Generación fue declarado como el más peligroso por EE.UU. y un año más tarde el Departamento del Tesoro lo describió como uno de los más prolíficos y peligrosos del mundo. 

Ya en 2018 fue declarado como una de las mayores amenazas transnacionales contra Estados Unidos. El "Menchito", Rubén Oseguera Gonzalez, fue extraditado a Estados Unidos desde México el mes pasado y presentado ante un juez federal en Washington. 

Por su parte, su hermana Jessica Osegura Gonzalez, conocida como "La Negra", fue arrestada hace dos semanas en EE.UU. acusada de lavado de dinero. En una acción paralela, el Departamento del Tesoro de EE.UU. anunció hoy sanciones contra cuatro compañías mexicanas vinculadas con el CJNG y con el cártel de los Cuinis. 

Las empresas sancionadas son International Investments Holding, registrada en Guadalajara, y la gasolinera GBJ de Colima, así como Máster Reposterias y Restaurantes, en Jalisco; y Corporativo Sushi Provi, en Guadalaja.

Recompensa de $10 Millones de Dólares por información que de CAPTURA de "El Mencho": DEA

La Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos, (DEA, por sus siglas en inglés), actualizó hoy en su sitio web que el narcotráficante Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”, es el fugitivo más buscado por este organismo. 

El líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) se encuentra por encima de otros capos de la droga mexicanos como: Jesús Alfredo Guzmán Salazar, hijo del Chapo Guzmán, quien también figura en la lista de los 10 más buscados. 

Según el organismo estadounidense, Oseguera encabeza una de las cinco asociaciones delictuosa más violenta que existen en el mundo. 

Incluso, la administración del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, catalogó al CJNG como el más peligroso y violento de México en 2019. Agregaron que éstos tienen recursos para mantener sin problemas una guerra en varios frentes al mismo tiempo. 

Semanas antes la DEA dio un golpe al cártel de Jalisco al arrestar a Jessica Johanna Oseguera González, hija de “El Mencho”, mejor conocida como “La Negra”, de 33 años de edad, fue detenida por una orden judicial derivada de una acusación formal levantada el 13 de febrero, que la investiga por presunto lavado de dinero, indicó en un comunicado. 

Oseguera González, además fue acusada de cinco cargos relacionados con su presunta participación en cinco entidades comerciales que brindan apoyo material a las actividades internacionales de narcotráfico del CJNG.

Ofrece DEA/EUA $10 Millones de dólares de RECOMPENSA por información para CAPTURAR a "El Mencho" líder del CJNG

El gobierno de Estados Unidos se encuentra investigando al líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), Nemesio Oseguera Cervantes, alias El Mencho, ya que es uno de los criminales más buscados por dicha nación.

El crecimiento acelerado de dicha organización delictiva ha preocupado a la oficina para la Administración y el Control de Drogas (DEA, por su siglas en inglés), ya que dicho cártel de ha convertido en un peligro “claro, presente y creciente” durante la última década, destacó Uttan Dillon, administradora interna de la DEA.

Según una investigación del diario The Courier Journal, el CJNG tiene presencia en al menos 35 estados de la nación estadounidense, donde destacan algunos destinos como Los Ángeles, Chicago y Atlanta, que se han convertido en importantes centros de distribución de droga.

El gobierno de Estados Unidos ofrece una recompensa de hasta 10 millones de dólares por información que lleve a la captura de "El Mencho".

Las autoridades estadounidenses ha implementado operativos desde 2018 para dar con el líder del cártel. Las agencias de investigación han detectado que incluso dicha organización realizó una compra de 100 millones de dólares en lingotes de oro, con el fin de lavar dinero.

El CJNG es buscado por introducir varias toneladas de cocaína, metanfetaminas y heroína con fentanilo a territorio de Estados Unidos. El teniente Jeremy Williams, de la oficina del Sheriff del condado de Ashe, en Carolina del Norte, considera que la organización del Mencho está llenando de drogas al país del norte.

Investigaciones de inteligencia norteamericana aseguran que el cártel de Jalisco cuenta con más de 5 mil trabajadores en todos los continentes del mundo, salvo en la Antártida.

Además, la organización criminal también ha dirigido burdeles en México, donde comercia ilegalmente con adolescentes y mujeres. Incluso contaba con una marca de tequila, casinos, centros comerciales, una clínica médica, bienes raíces y una centro turístico en el Océano Pacífico, según el Departamento del Tesoro de EU.

Cártel de Sinaloa: QUIEN ES QUIEN dentro de la organización que LIDERÓ El Chapo



La estructura del Cártel de Sinaloa, según la DEA (Foto arte: Gil Jovani Pérez Silva/ Infobae México)

Desde los años ochenta y hasta inicios de esta década, el Cártel de Sinaloa (CDS) dominó el negocio de la venta y el trasiego de drogas hacia los Estados Unidos, por lo que la captura de sus líderes se volvió una prioridad para Washington.

Es por eso que en 10 años, la Unión Americana ha emitido 21 organigramas sobre la organización de Sinaloa, en los que ha señalado a líderes, asociados y jefes de plaza.

El periódico Reforma reveló que fuentes al interior de la organización que lideró Joaquín“El Chapo” Guzmán, aseguran que el concepto de cártel fue creado por la Administración para el Control de Drogas (​DEA, por sus siglas en inglés) y que en realidad, la banda no tiene un líder único, sino que está formada por familias y grupos.

Por su parte, el Departamento del Tesoro de la Unión Americana también ha vinculado a decenas de personas, familias y empresas con el Cártel de Sinaloa.

Estos son algunos organigramas que se han elaborado sobre la organización:


La estructura del Cártel de Sinaloa, según la DEA (Imagen: Gil Jovani Pérez Silva/ Infobae México)

Los líderes

En diciembre de 2009, las autoridades estadounidenses identificaron a Joaquín Archivaldo Guzmán Loera “El Chapo”, Ismael Zambada “El Mayo” e Ignacio Coronel Villarreal, como líderes del Cártel de Sinaloa.

Dos años antes, la Oficina de Control de Activos Extranjeros de Estados Unidos identificó una red financiera liderada por Ismael “El Mayo” Zambada, que incluía a varios miembros de su familia y empresas ubicadas en Culiacán, Sinaloa.

Además, ligaron con la agrupación a dos empresas mexicanas ubicadas en Jalisco y otras dos de Bogotá, Colombia.

Fuentes consultadas por Reforma y quienes solicitaron anonimato, explicaron que el Cártel no es una sola familia y tampoco una organización como los gobiernos de México y Estados Unidos los han señalado.

Explicaron que la organización se conforma por distintos grupos: el de Ismael Zambada García, el de Rafael Caro Quintero, el de los hijos de “El Chapo”, la familia Cázares Salazar, entre otros.

En mayo de 2012, el gobierno estadounidense incluyó a Iván Archivaldo Guzmán Salazar y Ovidio Guzmán López, hijo de “El Chapo”, como lugartenientes clave del Cártel de Sinaloa.

Jefes de plaza

Reforma señala que de acuerdo con el reporte del gobierno de la Unión Americana, en 2013 el Cártel de Sinaloa tenía operaciones en Baja California, lideradas por jefes de plaza en las ciudades fronterizas de Mexicali y San Luis Río Colorado.

Mientras que en el Estado de Sonora, identificó a los líderes de Sonoyta, Nogales y Agua Prieta, también en la frontera, además de Caborca, Altar y Cananea, pero no trascendieron los nombres.

Luego de la tercera captura de “El Chapo” Guzmán en enero de 2016, el gobierno de los Estados Unidos situó a Ismael “El Mayo” Zambada como el líder del cártel.

El Cártel de “El Chapo”


Gente cercana a Guzmán Loera habría ordenado un ataque en contra de uno de sus ahijados (Foto: AP)

El fallido operativo para detener a Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán, en la ciudad de Culiacán el pasado 17 de octubre, puso en evidencia la falta de una estrategia efectiva del gobierno federal para combatir al crimen organizado, pero también, que el Cártel de Sinaloa no estaba muerto, como algunos consideraban.

El cártel que fuera comandado por Joaquín Archivaldo Guzmán Loera “El Chapo” e Ismael “El Mayo” Zambada, ha sobrevivido a los embates de sus enemigos y a la persecución de sus líderes e incluso al encarcelamiento de “El Chapo”; hechos que no ha minado el poderío de esta agrupación que desde los años 80 y hasta inicios de esta década, era considerada la más importante de México e incluso, del mundo.

El crecimiento del Cártel de Sinaloa (CDS) o Cártel del Pacífico, comenzó a partir de la década de los 80, pero fue a raíz de la captura de Héctor “El Güero” Palma que Joaquín “El Chapo” Guzmán impulsó el desarrollo de la organización que llegó a considerarse el cártel de drogas más poderoso del mundo.

En 25 años, Guzmán Loera introdujo a Estados Unidos alrededor de 200 toneladas de cocaína, lo que le habría generado más de 14.000 millones de dólares (USD) de ganancia.


Desde Culiacán extendió sus operaciones a 54 países de los cinco continentes. De acuerdo con las autoridades estadounidenses, tiene la capacidad de mover hasta 2 toneladas de cocaína y 10.000 de marihuana al mes, además de que también produce y distribuye metanfetaminas y heroína.

Pese a la captura de Joaquín “El Chapo Guzmán” y a su sentencia a cadena perpetua en los Estados Unidos, el poderío del Cártel de Sinaloa no ha sido disminuido, ya que aunque surgieron cruentas disputas por el liderazgo de la organización, quedó en manos del capo Ismael “El Mayo” Zambada y de al menos tres de los hijos de Joaquín Guzmán Loera: Iván Archivaldo Guzmán, Alfredo Guzmán y Ovidio Guzmán López, conocidos como “Los Chapitos”.

Lejos de perder poder, el de Sinaloa fue uno de los cárteles que se fortalecieron en el sexenio de Enrique Peña Nieto y ahora, la agrupación domina la producción de metanfetaminas y fentanilo, droga que está considerada como 50 veces más potente que la heroína.

Su poderío en la producción y distribución de drogas sintéticas se debe a la sociedad que estableció con la triada china United Bamboo Gang, de Taiwan, y la 14K y la Sun Yee On de Hong Kong.

Golpe al CJNG en Colombia: Caen 10 en "narcoreunión" incluido Capitán de Fuerza Aérea Venezuela en operativo de la DEA

Un fuerte golpe al narcotráfico asestaron en Colombia al detener a 10 narcos del cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), liderado por “El Mencho”, luego de una reunión de capos para analizar nuevas rutas para el trasiego de droga a Estados Unidos. 

Y es que desde hace un año la Fiscalía de Colombia en coordinación con la Agencia de Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) investigaron la célula del cártel mexicano, que ha extendido sus tentáculos a Centro y Sudamérica, según reportó Noticias Caracol. 

Al operativo lo llamaron “Galeón”, que rindió sus frutos al lograr la captura de 10 narcotraficantes luego de una “narcoreunión” en Colombia. 

La pieza clave para el golpe a “El Mencho” en Colombia fue un sujeto apodado “El Manny”, quien encabezó la narcoreunión y a quien le intervinieron la comunicación, lo que llevó a la fiscalía de Colombia y a la DEA a identificar al enlace de ese grupo criminal en Colombia. 

Además se identificó a Gino Alfonso Garcés Vergara, quien es un capitán de la Fuerza Aérea venezolana, que obtenía $250,000 dólares por entregar el código de ingreso aéreo de las aeronaves, “y otros 250 mil dólares para no enviar los aviones de combate a presionar el aterrizaje o derribar los narcojets provenientes de México”, destaca Noticias Caracol. 

Es así que tras esas investigaciones se logró la captura de 10 narcotraficantes del cártel Jalisco Nueva Generación. 

El cártel liderado por “El Mencho” es considerado por el gobierno de Estados Unidos como uno de los más violentos, incluso lo compara con los terroristas del Estados Islámico (ISIS). 

De acuerdo a reportes de prensa, el CJNG opera en 26 de 32 estados de la República Mexicana y ha extendido sus tentáculos en América Latina.

Lista de los más buscados por la DEA no incluye a Ovidio ni a Archivaldo pero sí a "El Alfredillo"



Ovidio Guzmán fue retenido por el Ejécito el pasado 17 de octubre en Culiacán, pero liberado

Una lista de nueve de los narcotraficantes más buscados por la Administración para el Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés) no incluye los nombres de los hijos de El Chapo, Ovidio Guzmán López e Iván Archivaldo Guzmán Salazar, quienes el pasado 17 de octubre arrebataron la tranquilidad a los habitantes de Culiacán, Sinaloa, con una serie de balaceras.


Más de cuatro horas de terror vivieron los sinaloenses, quienes tuvieron que resguardarse en sus casas, escuelas, empleos y hasta abajo de sus propios autos, pues un grupo de pistoleros, integrantes del Cártel de Sinaloa encabezaron los tiroteos en la ciudad para liberar a Ovidio Guzmán, quien ese día había sido retenido por las fuerzas federales.

El apellido Guzmán siempre ha estado vinculado al narcotráfico y uno de los hijos del ex líder del cártel de Sinaloa, Jesús Alfredo Guzmán, “El Alfredillo”, sí aparece en en el listado de los nueve más buscados por la agencia de seguridad.


Tal parece que Alfredo ha seguido los pasos de su padre, ya que la DEA lo persigue por el delito de coordinador logístico de la entrada de cocaína a territorio norteamericano desde Centro y Sudamérica. Así como de conspiración y exportación de sustancias indebidas.

De acuerdo con las investigaciones, “El Alfredillo”, hijo de Joaquín Guzmán Loera y de María Alejandrina Salazar Hernández, fue quien presuntamente llevó a la actriz Kate del Castillo y al actor Sean Penn a algún lugar del llamado Triángulo Dorado, para la entrevista con su padre “El Chapo”.

Autoridades estadounidenses quieren procesar a Alfredo en una corte de Chicago, por la distribución de droga. Entre 2005 y 2015, Jesús Alfredo colaboró para el trasiego de cocaína, heroína y marihuana de México a la frontera con Estados Unidos.

Los estupefacientes fueron ingresados a territorio estadounidense y el dinero lavado y enviado a México y otros países.

Otros delincuentes que también buscan capturar por diversas acusaciones como narcotráfico o portación de armas son: Rafael Caro Quintero, Ismael Zambada García, Nemesio Oseguera Cervantes, entre otros, pero la enumeración queda así.


En la imagen aparece "El Alfredillo" hijo del capo mexicano.

"El Caro Quintero" y "El Mayo Zambada" también son de los más buscados en Estados Unidos

La agencia de seguridad tiene en el peldaño número uno a Julio Alex Díaz, por el delito de posesión e intento de distribución de heroína, cocaína y otras sustancias controladas. En segundo lugar figura “El Alfredillo” Guzmán.

Luego, la DEA ubica en tercera posición a Darío Antonio Úsuga, acusado de presuntas violaciones federales.

En el cuarto sitio está Rafael El Caro Quintero o también llamado “El Príncipe”, uno de los narcotraficantes mexicanos más buscados por el Gobierno de Estados Unidos y uno de los fundadores del Cártel de Guadalajara.

Su apodo de “El Príncipe” se la ganó con su peculiar forma de vestir, por tener dinero y poder.

Es acusado de asesinato a un agente federal, crímenes violentos y por la supuesta posesión y distribución de marihuana y cocaína.

El Caro fue detenido en 1985, pero fue liberado 28 años después en 2013, luego de que un juez dijo que no debía ser encarcelado por el asesinato del agente.


El Chapo Guzmán se encuentra encarcelado en Estados Unidos

Otro mexicano de la lista es el actual líder del cártel de Sinaloa, Ismael “El Mayo” Zambada, quien era socio de Joaquín “El Chapo” Guzmán y tras 55 años en el mundo del narcotráfico se ha salvado de dormir en una cárcel, pues nunca ha sido capturado.

Se dice que “El Mayo” vive como una persona de bajo perfil y se dedica al campo. Es buscado en Estados Unidos por exportar sustancias tóxicas desde México a otros países utilizando túneles, trenes, barcos avionetas y helicópteros.

En sexto lugar se ubica a Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”, es uno de los capos más buscados en México y Estados Unidos, líder del cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y ofrecen una recompensa en EU por USD 10 millones.

Se le acusa por su presunta participación en el crimen organizado, tráfico de drogas y posesión ilegal de armas de fuego.

En el lugar siete se encuentra Rommel Pascua Cipriano por diversas violaciones federales. En octavo sitio está Kenny Jing Ang Chen por distribución de heroína y en el noveno lugar se ubica a Marvin L.Barmes, por el delito de conspiración para vender y ofrecer drogas.

El pasado 18 de octubre, Andrés Manuel López Obrador dijo que la detención de Ovidio Guzmán fue por una orden de aprehensión con fines de extradición.

“Fue una orden de aprehensión provisional con fines de extradición, emitida por un juez federal”, destacó.

Comments