Eran Yahir y Héctor MENORES de edad los DESCUARTIZADOS y embolsados por la Unión Tepito en la CDMX


Durante la madrugada del día 2 de noviembre un sujeto de 39 años de edad fue detenido debido a que en un diablito transportaba los restos humanos de los menores de origen indígena, Yair y Héctor, por las calles del Centro de la Ciudad de México.

Los dos menores fueron reportados como desaparecidos desde el pasado 27 de octubre y se emitió una Alerta Amber el día 29 de ese mismo mes.

Oficiales que realizaban un recorrido de vigilancia acudieron a auxiliar al hombre que transportaba las bolsas luego de que se le cayeran, y al acercarse se percataron de que llevaban extremidades de un cuerpo, por lo que lo detuvieron en la calle República de Chile.

El detenido fue presentado ante el agente del Ministerio Público de la Fiscalía Central de Investigación para el Delito de Homicidio, donde se determinará su situación jurídica.


La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México señaló que trabajos realizados por expertos de la Coordinación General de Investigación Forense y Servicios Periciales permitieron establecer que los restos hallados corresponden a los cuerpos de Yair y Héctor.

Como parte de las investigaciones se han recabado videos públicos y privados que permitan localizar a testigos que permitan determinar las probables causas que originaron los hechos, así como la posible participación de otras personas.

Acerca del caso, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum señaló en videoconferencia que se trata de un hecho “muy lamentable”, por el cual ya hay personas detenidas, sin dar detalles al respecto.


“Hasta ahora no se había presentado un caso así”, concluyó.

Héctor, era aficionado a las motos y con ese pretexto sus captores y asesinos se lo llevaron, luego de que incluso, los invitaran a “dar gracias” a San Judas Tadeo el pasado 28 de octubre.

Después de esa noche nadie más los volvió a ver con vida.


Información proporcionada por sus amigos a los agentes de investigación de la Fiscalía capitalina que llevan el caso, detallan que ese día, Yahir le pidó a Héctor que lo acompañara a ver a su novia, pues sus patrones le habían prometido llevarlos a unos arrancones de moto, pero todo fue mentira pues en realidad “el paseo”, era para reprenderlos luego que, “algo hicieron mal”.


Como parte de las indagatorias, la FGJ-CDMX investiga a por lo menos a otras seis personas que habrían participado en el plagio y posterior homicidio de los niños.

Autoridades no descartan incluso, que en una vecindad de la zona centro relacionada a la Unión Tepito les hayan quitado la vida.


Los niños agredidos, no estudiaban y los “obligaban” a vender dulces y flores en los bares, antros, cantinas y restaurantes de la Zona Centro, el corredor Roma-Condesa y en la Zona Rosa.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comments