Detecta OMS virus mutado del SARS-CoV-2 en EU y 5 países de Europa


Detectó la Organización Mundial de la salud (OMS) en humanos una mutación asociada al SARS-CoV-2 – en Dinamarca y cinco países más.

En un comunicado, detalla que a la fecha, Dinamarca, los Países Bajos, España, Suecia, Italia y los Estados Unidos de América, han notificado dicha cepa de SARS-CoV-2 en visones de cría a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE); a continuación el texto:

Desde junio de 2020, se han identificado 214 casos humanos de COVID-19 en Dinamarca con variantes del SARS-CoV-2 asociadas con visones de cultivo, incluidos 12 casos con una variante única, notificados el 5 de noviembre. Los 12 casos se identificaron en septiembre de 2020 en el norte de Jutlandia, Dinamarca. Los casos tenían edades comprendidas entre los 7 y los 79 años, y ocho tenían un vínculo con la industria del cultivo de visones y cuatro casos eran de la comunidad local.

Las observaciones iniciales sugieren que la presentación clínica, la gravedad y la transmisión entre los infectados son similares a las de otros virus del SARS-CoV-2 circulantes. Sin embargo, esta variante, a la que se hace referencia como variante del "grupo 5" o ("Cluster 5 en inglés), tenía una combinación de mutaciones o cambios que no se habían observado previamente. Las implicaciones de los cambios identificados en esta variante aún no se comprenden bien. Los hallazgos preliminares indican que esta variante particular asociada al visón identificada tanto en visones como en los 12 casos humanos tiene una sensibilidad moderadamente disminuida a los anticuerpos neutralizantes. Se requieren más estudios científicos y de laboratorio para verificar los hallazgos preliminares informados y para comprender las posibles implicaciones de este hallazgo en términos de diagnóstico, terapéutica y vacunas en desarrollo. Mientras tanto,

El SARS-CoV-2, el virus que causa COVID-19, se identificó por primera vez en humanos en diciembre de 2019. Hasta el 6 de noviembre, ha afectado a más de 48 millones de personas y ha causado más de 1,2 millones de muertes en todo el mundo. Aunque se cree que el virus está ligado de forma ancestral a los murciélagos, aún no se han identificado el origen del virus y los huéspedes intermedios del SARS-CoV-2.

La evidencia disponible sugiere que el virus se transmite predominantemente entre personas a través de gotitas respiratorias y contacto cercano, pero también hay ejemplos de transmisión entre humanos y animales. Varios animales que han estado en contacto con seres humanos infectados, como visones, perros, gatos domésticos, leones y tigres, han dado positivo al SARS-CoV-2.

Los visones se infectaron después de la exposición de humanos infectados. Los visones pueden actuar como reservorios de SARS-CoV-2, transmitiendo el virus entre ellos y suponen un riesgo de propagación del virus del visón a los humanos. Entonces, las personas pueden transmitir este virus dentro de la población humana. Además, puede producirse un derrame (transmisión de humano a visón). Sigue siendo una preocupación cuando cualquier virus animal se propaga a la población humana o cuando una población animal podría contribuir a amplificar y propagar un virus que afecta a los seres humanos. A medida que los virus se mueven entre poblaciones humanas y animales, pueden ocurrir modificaciones genéticas en el virus. Estos cambios pueden identificarse mediante la secuenciación del genoma completo y, cuando se encuentran, los experimentos pueden estudiar las posibles implicaciones de estos cambios en la enfermedad en humanos.

Hasta la fecha, seis países, a saber, Dinamarca, los Países Bajos, España, Suecia, Italia y los Estados Unidos de América, han notificado SARS-CoV-2 en visones de cría a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comments