Ir al contenido principal

MASACRAN a 15 habitantes en Ikoots de San Mateo del Mar, Oaxaca

El Ayuntamiento de San Mateo del Mar, comunidad Ikoots del Istmo de Tehuantepec en Oaxaca, confirmó la masacre de 15 habitantes como resultado de un conflicto político-electoral entre la cabecera municipal y otras comunidades. 

De acuerdo con la autoridad municipal, las víctimas fueron torturadas y quemadas vivas; entre ellas dos mujeres. 

En un comunicado oficial, el gobierno municipal informó que las víctimas eran originarias de la agencia de Huazantlán del Río.

El conflicto, que se arrastra desde la elección municipal, escaló desde el medio día de ayer domingo tras un enfrentamiento en un filtro sanitario contra el COVID19, instalado en la agencia La Reforma, por el cual chocaron amabas partes en disputa. 

Los grupos en conflicto son los seguidores del edil Bernardino Ponce y un grupo de comunidades y autoridades auxiliares que no lo reconocen como presiente municipal, luego de que el día de la elección hubo conatos de violencia y quema de casillas.

El gobernador Alejandro Murat confirmó qué hay víctimas mortales e instruyó que los titulares de la secretarías de Seguridad y General de Gobierno se trasladaran a esta comunidad indígena que se localiza en una delgada franja de tierra entre dos mares, el Océano Pacífico y un brazo que conforma la Laguna Superior.

Ante los hechos violentos que se presentaron ayer en San Mateo del Mar, instruí a los titulares de la @SSP_GobOax y la @SEGEGO_GobOax para que brinden todo el apoyo a las familias de las víctimas y se garantice seguridad en las comunidades involucradas. 

— Alejandro Murat (@alejandromurat) 

El edil Ponce Hinojosa responsabilizó de los hechos a un grupo armado encabezado siete personas, incluido José Luis Chávez Salinas, agente municipal de Huazantlán del Río. 

"Torturaron, quemaron vivos y asesinaron a 15 de nuestros ciudadanos, incluidas 2 mujeres que no hacían más que por su propia convicción defender su derecho de manifestación pacífica en la cual reclamaban que en semanas previas habían sido violados sus derechos como ciudadanos y ciudadanas al haber sido detenidas y retenidas en contra de su voluntad por quien se ostenta como agente municipal de Huazantlán del Río", detalla en un documento oficial. 

“Este grupo armado no solamente arremetió contra las mujeres y hombres que defendían sus derechos; también acometieron violentamente en los domicilios de varias mujeres, quien hoy también son parte de las víctimas mortales y a quien previamente habían privado de su libertad junto con sus menores hijas y había sido encarceladas sin justificación". 

El ayuntamiento dijo que gracias a la intervención de la Guardia Nacional fue que se dispersaron parcialmente los ataques, lo cual “evitó una desgracia de índoles
mayores. Ni la misma Guardia Nacional pudo contener los hechos por completo, rescatando con vida solamente a dos de mis ciudadanos indígenas de nombre Adán N y Rosario N”, dice el edil. 

Por su parte, el grupo contrario al presidente municipal que se congrega en la Unión de Agencias y Comunidades Indígenas responsabilizaron de los hechos al presidente y sus seguidores. 

Este grupo de habitantes que desconocen al edil había denunciado previamente violencia sistemática por parte de Bernardino Ponce y sus seguidores, luego de que en mayo pasado un grupo de personas afines privó de la libertad a autoridades auxiliares y asesinó al agente suplente de Huazantlán, hechos por los que la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) emitió medidas cautelares a su favor.
ENTRADAS RELACIONADAS

Comentarios