Por un "six" de cervezas Policías ATACAN, DISPARAN y golpean a familia en La Ceiba mpio.de Citlaltépetl, Veracruz: 1 Menor de 4 años entre ellos

Una familia de la localidad La Ceiba denunció que policías municipales de Citlaltépetl, ubicado en el norte de Veracruz, les dispararon y los golpearon sólo por transportar “un six” de cerveza porque presuntamente está prohibida durante la contingencia de COVID-19.

De acuerdo a la señora Paloma Villamar, los elementos de seguridad provocaron una persecusión, disparando contra la camioneta de su familia, en la cual viajaba un menor de edad, vehículo que terminó por chocar contra el muro de un domicilio particular.

La mujer detalló que todo ocurrió después de que salieran a comprar víveres.

“Mi familiar había ido a la cabecera de Citlaltépetl, a comprar víveres y recargas telefónicas pero ya no le dieron permiso para entrar al municipio, supuestamente es sólo para los que viven ahí. Al retornar a la comunidad fue detenido en el primero filtro, la Policía Municipal los cuestionó”, dijo.

En este punto, los policías pretendían quitarle a la familia un paquete de cervezas que llevaba porque supuestamente son insumos prohibidos. No obstante, uno de los pasajeros demandó que les mostraran algún documento que respaldara dicha medida, lo cual no tenían.

“Y al dejarlos ir, más adelante les dio alcance una patrulla antes de llegar a la comunidad de La Ceiba, comenzaron a escuchar los disparos, dos detonaciones; dentro de la unidad venía un menor de 4 años que comenzó a espantarse, (...) al entrar a nuestra comunidad escucharon otras detonaciones impactando a las llantas. Mi yerno pierde el control de la camioneta pero la Policía le avienta la patrulla por un lado, para que la camioneta choque, para después golpear a mis familiares”, dijo Villamar.

La mujer fue testigo de los hechos de violencia de la Policía Municipal.

“El niño salió corriendo, gritando que les estaban disparando, afortunadamente llega una camioneta pasajera y sube al niño; mi yerno corre a ver la integridad del menor, en ese momento se enoja un policía y le da una patada a la puerta de la camioneta de la pasajera, la abolla y le reclama al conductor, el cual le responde que venía un niño gritando; la policía agarra a mi yerno, lo tiran y le pegan con piedras en la cabeza pero la comunidad comenzó a detenerlos”, dijo.

Acusó que los policías los golpearon y en repetidas ocasiones recibieron amenazas con arma de fuego, intentando intimidar cualquier objeción.

“Nosotros recibimos una llamada de ellos y al llegar veíamos que golpeaban a mi esposo Martín y a mi yerno, al niño lo tenían en la camioneta de la pasajera; eran 3 policías que estaban ahí, no los conocemos porque no son de nuestro municipio, no sabemos cómo se llaman”.

“Un policía tiene a mi yerno ahorcándolo, mientras estaba esposado le estaba agarrando los testículos y como lo estábamos grabando el policía lo soltó; el Comandante me dijo que me fuera pero le respondí que era mi familia pero el oficial me agarró del brazo y me empujó, diciendo palabras obscenas, mientras cortaba cartucho”, dijo.

Finalmente, mencionó que no hubo detención alguna tras una diálogo tenso y la movilización policíaca a la que fueron sometidos.

Ahora, hacen el llamado a la alcaldesa panista, Eutiquia Reyes Santiago, para intervenir ante el abuso de autoridad.

“Temo por mi vida, no tenemos respaldo de nadie, los policías siguen trabajado, como si no pasará nada, ellos siguen en los retenes como si nada; mi esposo tiene que salir a trabajar y quién no me dice que por ahí en el camino le harán algo”.

“Pedirle a Eutiquia Reyes que vea esta situación, ella no ha hecho nada, no se ha visto el interés como Alcaldesa; a mi hijo, estamos viendo si lo llevamos con un psicólogo”, dijo al advertir que están en proceso de denunciar.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comments