Ir al contenido principal

“Pensé que ya nunca vería a mis hijos, pero sobreviví al coronavirus”; "es como una máquina de matar, me desangró un pulmón"


Liliana Ortiz pensó que no volvería a ver a sus hijos y su familia tras ser diagnosticada con covid-19 en marzo pasado. Tuvo una hemorragia en un pulmón, estuvo sedada por varios días y solo podía respirar con ayuda de una máquina. Hoy es una sobreviviente del virus.

El viernes pasado, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) publicó un video en su cuenta oficial de Twitter donde se ve la salida de Liliana del Hospital General de Zona 2 a bordo de una ambulancia. Médicos y enfermeras la despidieron entre aplausos. Incluso, los especialistas cubiertos de pies a cabeza con trajes blancos gritaron: “¡Sí se pudo, sí se pudo!”.

La mujer fue la séptima persona diagnosticada con el virus en Aguascalientes y la primera del IMSS en la entidad. Sin tener antecedentes de viajes al extranjero, Liliana contrajo coronavirus aparentemente en Querétaro, donde asistió a un evento deportivo de su hija.

En redes sociales agradeció el apoyo del personal y comentó: “Me asusté muchísimo, porque no sabía lo que iba a pasar, cada vez me sentía más mal, ya tenía insuficiencia respiratoria y me tuvieron que entubar, estuve así seis días”.

En su cuenta de Facebook, Liliana de 40 años publicó una fotografía el pasado 24 de marzo donde se le ve recostada en una camilla y con cubrebocas. La imagen es acompañada por un texto: “Por favor, esto no es una broma, tomen en serio la cuarentena y las medidas de prevención, por amor de Dios, quédense en casa”.

Además, señaló que el día anterior, es decir el 23 de marzo, se confirmó que tenía covid-19 y dijo que no había dado a conocer la noticia porque “conociendo a la gente de Aguascalientes, iba a andar en todos los chats y perfiles del pueblo como una apestada”.

Los especialistas decidieron internarla, porque tenía dificultad para respirar, su frecuencia cardiaca aumentó. Además, aclaró que desde que regresó de Querétaro no salió de su casa, pues su plan era permanecer ahí la cuarentena.

El pasado 2 de abril escribió un mensaje para agradecer las muestras de cariño que recibió durante su estancia en el hospital en donde dijo, estuvo internada alrededor de 10 días.

“Pensé que no volvía, tuve una hemorragia en un pulmón y de pilón infiltrados de neumotórax (acumulación de aire exterior), por lo que, aparte del tubo, me pusieron una sonda endopleural. Fueron 4 días intubada con apoyo respiratorio de una máquina y sedada”, relató en el texto.

Recordó que el día que la intubaron festejaron un año más sus hijos, “me queda claro que el amor de una mamá es capaz de lograrlo todo… aún dormida pensaba que tenía que volver, porque no merecían un cumpleaños roto”.

Por ahora, Liliana seguirá en aislamiento en su casa durante 15 días y deberá tomar terapia física y pulmonar.

“La excelente y oportuna atención de los médicos y enfermeros del área de covid-19 la clínica 2, quienes además de todo, fueron cariñosos y alegres haciendo que esos días lejos de mi familia, y sin contacto alguno, fueran menos dolorosos”, escribió Liliana junto con el video de su salida del hospital.
ENTRADAS RELACIONADAS

Comentarios