Ir al contenido principal

"El Minique" niño SICARIO hijo de "Cmte. Versace" del CDG-CJNG en Tamaulipas


No es extraño el uso de menores de edad por parte de grupos criminales para realizar actividades ilegales, pero algo que llamó la atención fue que un capo del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) integró a su hijo de 10 años a la célula delictiva en Tamaulipas. 

En redes sociales se exhibió al hombre identificado como José Alberto Aguirre alias "Versace" o "Comandante Versace", quien presuntamente desertó del Ejército para enrolarse al Cártel de Golfo y después ser un enlace con los hombres de Nemesio Oseguera Cervantes, ‘El Mencho’. 

Lo que sorprendió a todos fue que el narcotraficante aparece armado y junto con él están sus pequeños hijos, uno de ellos es nombrado como Ernesto “N” alias "el Minique", quien a su corta edad participa en la venta de drogas y enfrentamientos armados. 

Aguirre es uno de los jefes de ‘Los Metros’ y es el responsable de eventos armados ocurridos principalmente en Tamaulpas, Nuevo León, Zacatecas, San Luis Potosí, del Norte de México. En las imágenes se puede apreciar a 'El Minique', su pequeño hijo de 10 años fuertemente armado en compañía de su padre, sus hermanos y otros menores de edad que no rebasan los 12 años de edad. El menor posa ante la cámara con vestimenta militar y gorras con las siglas CJNG (Cártel Jalisco Nueva Generación) y se dice que ha formado parte de enfrentamientos con otros grupos criminales y autoridades. En los últimos meses, se han viralizado videos y testimonios de niños, adolescentes y jóvenes que se exhiben con armas de fuego y vestidos con ropa tipo militar, presumiendo que pertenecen a alguno de los cárteles de la droga en México. Casos como el de 'Juanito Pistolas', adolescente de 16 años que fue abatido y decapitado a balazos en Tamaulipas durante un enfrentamiento entre la Policía de Tamaulipas y miembros de 'La Tropa del Infierno', pertenenciente al Cártel del Noreste. O casos como el de Omar Basurto “A.K.A.” alias “El Brackets”, presunto sicario de la Tropa del Infierno que pertenece al grupo del narcotráfico conocido como Cártel del Noreste (CDN) quien se exhibe en redes sociales conduciendo una troca blindada. Y es que en México, las organizaciones criminales no sólo se aprovechan de la falta de oportunidades, sino también de la falta de apego y la desintegración familiar para reclutar a jóvenes sicarios, que a los siete meses en promedio terminan torturados, muertos o en la cárcel, por lo que se le llaman “sicarios desechables”. Un joven, que prefirió mantener su identidad en el anonimato, contó que sus padres lo abandonaron; tiempo después, su esposa y sus hijos también lo dejaron solo, por lo que, al ver un anuncio en Facebook de un supuesto “empleo” para sembrar mariguana, se integró a las filas del narcotráfico, pero todo terminó en una pesadilla. “Ellos te dicen que después de los tres meses tú vas a bajar, si quieres volvías, pero no, no me dejaban, al que se iba lo mataban”, contó. El hombre no fue contratado como agricultor, sino como sicario. Sus superiores lo obligaron a ejecutar a sus rivales, incluso a sus propios “compañeros”. Narró cómo los sicarios los tenían como esclavos y los utilizaban de carnada a los nuevos reclutas en enfrentamientos. “Dije ´han de venir estos batos a rescatarme, a lo mejor sí vienen, no pierdo las esperanzas de que esos batos los que se decían compañeros, los que se decían hermanos […] no volvían, nunca me apoyaron, todo fue lo contrario, te dejaron abajo”. Por lo anterior, el hombre terminó tras las rejas, y recomendó a los jóvenes no dejarse llevar por “la fantasía” del narcotráfico. “Lo que hay en el Facebook, ahí son puros sicarios de fantasía, puros sicarios de papel, porque ahí sales dañado psicológicamente […] piensen un millón de veces antes de agarrar un trabajo de estos”, dijo en entrevista para el Comité Ciudadano de Seguridad Pública de Sonora.

Comentarios