ÚLTIMA HORA

sábado, 28 de diciembre de 2019

Golpe al NARCO: Les INCAUTAN 6 Toneladas de COCAÍNA en 4 Contenedores de Soja en Montevideo, Uruguay con destino a África

Varios factores llamaron la atención de los investigadores aduaneros, de la División Inteligencia de la Prefectura (Divin) y de la Brigada Antidrogas de Montevideo, Uruguay. 

Los contenedores con harina de soja (alimento animal) eran exportados a África por una empresa con pocos antecedentes en el rubro, esa mercadería no es consumida en forma habitual en ese continente y dicha firma sondeó meses atrás a despachantes de Aduanas sobre los nuevos controles aduaneros en el Puerto de Montevideo. 

A esos datos se debe sumar que desde hace ya algunos años por África pasa el 30% de la cocaína que se consume en Europa. Es decir, cualquier cargamento desde América Latina hacia África genera sospechas. 

En esos contenedores se incautó un total de 4.417 kilos con 700 gramos de cocaína, según informó ayer el director Nacional de Aduanas, Jaime Borgiani, Tras conocerse que la soja había sido cargada en un establecimiento cercano a Dolores (Soriano), el fiscal especializado en Delitos Económicos, Enrique Rodríguez, ordenó ayer la detención de cuatro personas. 

Se trata del dueño de la estancia donde fueron cargados los cuatro contenedores con harina de soja y su hijo de 19 años y dos empleados del establecimiento. Tras allanar la estancia en el kilómetro 292 de la ruta 21, los investigadores encontraron otros 1.500 kilos de cocaína. 

Así, en total eran 6 Toneladas, el fiscal Rodríguez solicitará hoy a la Justicia el inicio de la investigación penal contra el dueño de la estancia y su hijo; es posible que en esta jornada ocurra lo mismo con los otros dos detenidos en el establecimiento rural. 

La empresa exportadora tenía una página web y por ahí realizaba los negocios de harina de soja. El fiscal Rodríguez dijo a El País que hoy solicitará a la Justicia medidas cautelares contra inmuebles y vehículos de las personas detenidas y destacó el trabajo realizado por personal de la Brigada Antidrogas, Prefectura y Aduanas. 

“Fue un operativo que dio frutos. Mañana (por hoy) se continuará con las indagatorias”, agregó. Enrique Moller, abogado del dueño del campo y de su hijo, dijo a El País que su cliente niega ser el propietario de la droga. “No sabe cómo llegó a su propiedad. La investigación recién empieza. No hay más datos”, expresó Moller, quien comparte la defensa con otra abogada cuyo nombre no trascendió ayer. Según una fuente del caso, el propietario de la estancia pasaba por dificultades económicas desde hace dos años. 

El empresario detenido arrienda campos para plantar soja en todo el país. La estancia allanada cuenta con una improvisada pista de aterrizaje y se ubica a muy poca distancia del río Uruguay. Por eso, las dos hipótesis que maneja la Brigada Antidrogas es que la cocaína pudo haber llegado a Uruguay por un barco y por aviones. Los “ladrillos” de cocaína incautados, que se encontraron disimulados dentro los bolsones negros de harina de soja, poseen distintivos en su parte superior: estrellas, omegas o tiburones. 

Esos símbolos representan el laboratorio que procesó la cocaína. Cada laboratorio tiene su propia técnica. El comprador final de la carga paga un precio en función del laboratorio, dijo una fuente de la investigación a El País. La carga con droga iba a hacer una escala previa en Islas Canarias, pero el destino final era el puerto Lomé en la República de Togo (África). 

En la tarde del jueves 26, la Aduanas pasó por el escáner a cuatro contenedores tras un análisis de riesgo, la aplicación de nuevas medidas de control. El examen determinó que los contenedores presentaban anomalías en las imágenes, señala un comunicado de Aduanas. 

“Con los tres contenedores abiertos ya estamos incautando 4.407 kilos y 700 gramos de cocaína. Queda uno. Lo vamos a abrir para descartar totalmente la existencia de más droga”, expresó Borgiani, en una conferencia de prensa. El jerarca aduanero dijo que, semana atrás, la empresa exportadora pasó otros tres contenedores con soja que fueron controlados por el organismo. No tenían droga. “Le realizamos un seguimiento a esa empresa. 

Nos consta que nos tantearon, porque realizaron un primer envío que lo controlamos y no tuvo efectos positivos. En el segundo envío también realizamos los controles y no tuvimos resultados”, dijo el jerarca. Y agregó: “Por suerte se cebaron y supusieron que no lo íbamos a controlar en este caso. Los estábamos esperando con los brazos abiertos”. Borgiani estimó que los 4.400 kilos incautados en la mañana de ayer valían en el mercado europeo unos US$ 1.000 millones. Ello significa que 6.000 kilos valen en Europa alrededor de US$ 1.340 millones. 

El antecedente: tres toneladas El 20 de noviembre pasado se había detectado la mayor incautación de cocaína en el puerto de Montevideo. Dentro de un contenedor que iba a emprender un viaje de casi 8.000 kilómetros por el Atlántico rumbo a la ciudad de Cotonou en Benín (África), había 200 bolsas de arroz de origen paraguayo y en muchas de ellas ladrillos de cocaína. En total se incautaron 101 ladrillos, que pesaron más de tres toneladas. Según informó la Dirección Nacional de Aduanas a través de un comunicado, el valor en el mercado era estimado en más de US$ 740.000.000. 

La operación contra el narcotráfico que hasta ese día había sido la más grande en Uruguay se llamó “Guerrero de los Balcanes”. Fue en octubre de 2009 en el puerto de Santiago Vázquez, sobre el río Santa Lucía. Dos toneladas de cocaína, provenientes de Colombia, fueron incautadas dentro de un yate. Las redes sociales ardieron en la tarde de ayer con respecto a la incautación de cocaína en el puerto de Montevideo y en una estancia cercana a la ciudad de Dolores, en el departamento de Soriano. 

La publicación en medios del interior del nombre de uno de los detenidos provocó un nutrido intercambio. Además, mediante WhatsApp se hizo circular recortes de prensa con datos parciales sobre los hechos dando a entender que los involucrados eran parte de determinadas organizaciones políticas y sociales. 

De hecho, uno de los temas manejados fue el de la eventual participación de uno de los detenidos en el movimiento Un solo Uruguay y en Cabildo Abierto. Horas después de iniciado el trasiego de datos, ambas organizaciones salieron a desmentir los rumores difundidos. 

Marcelo Nougué, uno de los referentes principales de Un solo Uruguay, respondió desde Facebook: “Muchachos, ya pasaron las elecciones, no hay necesidad de seguir intentando ensuciar a Un Solo Uruguay pegándolo a cuanto delito aparece en el país. Lo mejor en estos momentos es que se llamen a silencio, reflexionar y hacer autocrítica para encarar el futuro más cerca de la gente. El enchastre sin fundamentos ya no les funcionó para esconder la realidad. Nos vemos el 23 de enero en Durazno. Feliz 2020”. 

Por su parte, el Movimiento Social Artiguista, Cabildo Abierto, también salió a aclarar la situación. En su caso lo hizo mediante una de las cuentas de Twitter de la agrupación que lidera el senador electo Guido Manini Ríos. Durante la noche de ayer Cabildo Abierto fue tendencia en esa red social tras los informativos de la televisión. 

“Ante versiones que circulan sobre el campo en Soriano dónde se encontró droga, Cabildo Abierto comunica que su ex candidato a diputado Gonzalo Murialdo no tiene implicancia en tales hechos”, publicó Cabildo Abierto. En otra gran incautación se apuntó a los vínculos de un detenido con el MPP y legisladores lo negaron.
Loading...

No hay comentarios:

Publicar un comentario