ÚLTIMA HORA

sábado, 9 de noviembre de 2019

FGEde Veracruz a cargo de VerónicaHernándezGiadáns de PIFIA en PIFIA


De pifia en pifia, la aparatosa detención y posterior liberación de dos jóvenes que laboraban en la Fiscalía Anticorrupción, cercanos al ex Fiscal Marcos Even Torres Zamudio, sin duda sienta un precedente en la procuración de justicia en la entidad, pues revela que la Fiscalía Estatal está integrada por incompetentes e improvisados, que estarían echando por la borda los expedientes en contra de ex funcionarios yunistas, ya que al no saber cómo integrar las carpetas éstas son rebotadas por los jueces. 

En ese sentido se inscribe la detención de Jaime Téllez Lacedelli, al interior de la propia Fiscalía Anticorrupción donde laboraba, y de Joao Jair “N”, ex colaborador cercano de Marcos Even por el presunto delito de ejercicio indebido del servicio público – un delito no grave - como parte del proceso penal 378/2019 en contra del ex Fiscal General Jorge Winckler Ortiz y del ex Fiscal Anticorrupción; sin embargo tras su liberación alrededor de la 1 de la madrugada de este viernes, lo único que se logró con esa acción fue exhibir que el ex Fiscal Torres Zamudio, habría utilizado la Fiscalía Anticorrupción como agencia de colocaciones para favorecer a familiares de ex funcionarios yunistas, ya que uno de ellos es hijo del extitular de la Secretaría de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marié, en el Gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares. 

También se reveló que mantuvo como colaboradores a dos jóvenes sin cédula profesional y sin contar con la edad suficiente para desempeñarse al interior de este órgano. Pero hasta ahí, pues con relación al proceso jurídico por el que fueron detenidos los ahora exfuncionarios de la Fiscalía Anticorrupción simple y llanamente continuarán su proceso en libertad luego de que el abogado Enríque Rentería Zavaleta logró que su cliente quedara libre. 

Lo anterior, en virtud de que el delito de ejercicio indebido del servicio público que les imputan no se trata de un delito grave. 

De ahí que habría que preguntarse si a la Fiscalía no le salió más caro el caldo que las albóndigas, pues por otro lado se informó que también quedaron sin efecto las órdenes de aprehensión giradas en contra de la ex titular de Finanzas del yunismo, Clementina Guerrero García; del ex tesorero, Adrián Viccon Basto; del ex subdirector de Operación Financiera, Luis Francisco Virués Hernández y del ex subsecretario de Administración y Finanzas, Bernardo Segura Molina, este último recluido en Pacho Viejo y detenido cuando acudía a dejar a su hija a la escuela, luego de haber conseguido un amparo gracias al Despacho Jurídico “Martínez y Asociados”. 

Con estos hechos, queda claro que la improvisación y falta de oficio jurídico ha comenzado a evidenciarse en la Fiscalía General del Estado, a cargo de la flamante encargada de despacho, Verónica Hernández Giadáns
Loading...

No hay comentarios:

Publicar un comentario