Facebook

“Iba a descuartizar a 100 mujeres, pero me quedé corto”: Feminicida de Ecatepec, México

Resultado de imagen para feminicida de ecatepec
Patricia “N” está imperturbable. Tiene la mirada fija en el cristal que está frente a ella. Solo la saca de su momento de retracción la voz de la juez, quien le otorga la palabra para saber si tiene algo que declarar.

Juan Carlos “N” está junto a ella, a su lado derecho, como desde hace 10 años que decidieron hacer una vida juntos. Él está inquieto, de momentos echa el cuerpo hacia atrás en la silla de acusados, se cubre el rostro, se rasca su barba de candado, se toma la sien. Pero no parece preocupado, ni arrepentido de los 20 asesinatos de mujeres que jura haber cometido. No. Parece impaciente, como quien está sentado junto a una mesa de un café esperando a que llegue alguien.

Es la sala uno de los juzgados del centro penitenciario y de reinserción social de Ecatepec, donde junto con los familiares de sus víctimas escucha de la voz de un fiscal del Ministerio Público del Estado de México cómo mató, extrajo el corazón, diseccionó y arrojó a un lote baldío a su última víctima.

El funcionario narra que Juan Carlos “N” confesó que tenía una meta: matar a 100 mujeres. A decir de él, llevaba más de 20 asesinadas, cifra que consideraba era “muy poquito para su propósito”.

En la audiencia de formulación por el delito de feminicidio se revelan sus primeras declaraciones en las que se detallan su modus operandi, sus pasiones y perversiones.

Su mujer, Patricia “N”, era indispensable para enganchar a sus víctimas, las atraía con bisutería, ropa, con su natural carisma para hacer amigas. Solía llevarlas a su casa, donde siempre estaba Juan Carlos “N” debido a que no trabajaba.

Así ocurrió el pasado 6 de septiembre con su última víctima. Su concubina fue quien la invitó para venderle unos pantalones de mezclilla, ella pensaba que el trámite sería rápido por lo que fue con su hija de dos meses de edad.

Ignoraba que el esposo de su vendedora estaría ahí. Lo vio hasta que salió de su habitación, mientras Patricia “N” cerraba la puerta con llave, y también con la vida de esta mujer de 28 años.

Juan Carlos se le acercó de manera violenta, el rictus le cambió, la lanzó al sillón mientras le hacía “su llave favorita”, la china. La asfixió y le susurró una mentira: “tu esposo me mandó a matarte”. Ella decidió separarse del padre de sus dos hijas apenas un año antes.

En ese momento tomó el celular de su víctima y llamó a una pareja, a los también detenidos Adrián “N” y Laura “N” para ofrecerles a la hija de su víctima.

Según la declaración de Patricia “N”, Juan Carlos violó en vida a la mujer; él dice que no por el “odio” que le tenía a las mujeres, lo que sí acepta es que le extrajo el corazón, mismo que sumergió en un frasco con Tonaya, lo cerró y lo colocó en su altar a la Santa Muerte junto con otros dos corazones de mujeres a los que les hizo el mismo procedimiento. En ese altar también había joyas y objetos personales de las víctimas. Una ofrenda a la muerte.

Mientras esta narración ocurría, los sollozos de las madres y los familiares de las víctimas comenzaron a inundar la sala. Juan Carlos “N” solo cerró los ojos, como si recordara, pero en su rostro no se registraba ni una emoción. Su esposa seguía imperturbable.

Más tarde el fiscal leyó una declaración de Patricia “N” en la que narraba qué partes del cuerpo de esa mujer fueron la carne de un “pozole” que comieron al otro día.

La tétrica declaración levantó a la madre de esta asesinada mientras sollozaba “¡No!, ¡No!, ¡No!”. Blanca, con ayuda de dos mujeres para caminar, con las piernas débiles, temblando como quien no soporta la realidad del mundo abandonó la sala. Juan Carlos “N” y Patricia “N” apenas dirigieron su mirada y siguieron en su mundo.

Así pasaron casi cinco horas de audiencia con la indiferencia de los asesinos escuchando sus fechorías, y con la impotencia de los familiares que quieren la verdad, pero cuando la tienen enfrente no la soportan.
“Iba a descuartizar a 100 mujeres, pero me quedé corto”: Feminicida de Ecatepec, México “Iba a descuartizar a 100 mujeres, pero me quedé corto”: Feminicida de Ecatepec, México Reviewed by Staff on domingo, octubre 14, 2018 Rating: 5

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.