Loading...

viernes, 13 de julio de 2018

AMLO contrata a su tía como Embajadora

El nepotismo y los privilegios son prácticas que Andrés Manuel López Obrador ha criticado duramente durante los 18 años de campaña que le tomaron para ganar la Presidencia de México. No obstante, el propio virtual presidente electo los replica y no sólo con sus hijos, quienes ocupan cargos estratégicos en Morena.

La doble moral de AMLO quedó exhibida —de nueva cuenta— la tarde de este viernes, cuando develó que su tía política,Martha Bárcena, será la próxima embajadora de México en Estados Unidos.

La presentación de Bárcena se dio durante la visita de la comitiva enviada por el presidente de Estados Unidos para tratar temas como la migración y tráfico de drogas y armas con el gobierno actual y el gobierno entrante.

Martha Bárcena de Gutiérrez es la esposa del embajador jubilado, Agustín Gutiérrez Canet, quien a su vez es tío de Beatriz Gutiérrez Müller, esposa de López Obrador. El parentesco así quedó evidenciado.
Loading...

7 comentarios :

  1. Si la señora esta preparada para el cargo no importaría que sea familiar de quien sea, ahora si es una persona no preparada que solo es puesta por ser familiar si estaría mal, aunque siendo esposa de un ex embajador pienso que podría ser una buen elemento en dicha embajada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja que doble moral de los amlover ahora si, si esta preparada muchos de los que quedaron de morena ni preparación ni terminaron la prepa ahora si a la defensa del presidente esto es nepotismo tanto que se dio baños de pureza contra todas está prácticas por favor ahora si se vale al viejito todo se le perdona.

      Eliminar
  2. jaja rapido Los pejezombies al rescate!!
    Es ilegal!! punto.

    ResponderEliminar
  3. Primero, es pariente consanguíneo NO( en donde está el nepotismo) es capaz si pues ya déjense de buscar cosas negativas y pongámonos a trabajar como debe de ser, cada quien en lo suyo
    Por otro lado conoces tu a una persona que pueda ocupar ese lugar.???? compónganselo pues

    ResponderEliminar
  4. Pues no se trata de consanguineidad ..... se trata de relación familiar... y hasta amistad especial ..... busca la definición de Nepotismo ..... y pues la capacidad no la da ser la esposa de un embajador jubilado .... la capacidad se demuestra con una carpeta de logros profesionales y una serie de demostradas capacidades ...... si la Sra. es tan capaz asi, que publiquen su trayectoria diplomática que la haga la indicada al puesto .... como se presentan los hechos no solo hay nepotismo sino falta de transparencia ..... .... pero esperemos un tiempo prudencial a ver si publican el perfil de la nominada y el criterio que se siguió para la selección que descarte totalmente la relación familiar envuelta en esta decisión .....

    ResponderEliminar
  5. Lean, putos paleros del PAN:

    http://impacto.mx/opinion/miopinion/martha-barcena-embajadora-por-merito-no-por-nepotismo/

    ResponderEliminar
  6. Paleros panistas en 3 2 1 ...

    Martha Bárcena, embajadora por mérito, no por nepotismo
    Lo que interesa es pegar como sea, aunque se haga el ridículo

    Por Juan Bustillos - julio 18, 2018 3897
    Compartir:


    Habiendo tanto que debatir sobre propuestas y nombramientos del sucesor de Enrique Peña Nieto en la Presidencia de la República, hay quienes nos agarramos de un clavo, por ardiente que esté, sólo para satisfacer las ganas de joder.

    Es el caso de las andanadas que ha recibido quien será embajadora de México en Washington, Martha Bárcena.


    Mucho antes que Andrés Manuel López compitiera por primera ocasión por la Presidencia, vaya, en el extremo del cronograma, antes que contrajera nupcias con Beatriz Gutiérrez Müller (octubre de 2006), Martha Bárcena ya era figura en el servicio exterior mexicano; en 2004 fue embajadora en Dinamarca, pero cónsul en Barcelona entre 1989 y 1991.

    Es esposa del periodista Agustín Gutiérrez Canet, que durante 22 años participó en el servicio exterior (llegó a ser embajador en Irlanda, Finlandia y Rumania); dejó la diplomacia y regresó al oficio en septiembre del 2016 por razones de edad.

    Es decir, la señora Bárcena y su marido crecieron en el servicio diplomático por méritos propios mucho antes que los caminos de Gutiérrez Müller y López Obrador se cruzaran.

    Y pese a esto todavía hay quien se atreva a calificar de nepotismo que el presidente virtual de México, López Obrador, piense en ella como la próxima embajadora de nuestro país en Washington sólo por el parentesco que los une. “Es tía”, alegan, escandalizados, quienes se rasgan las vestiduras porque doña Beatriz es sobrina de Gutiérrez Canet, esposo de la embajadora.

    En sus alegatos olvidan que la señora Bárcena es representante del gobierno del Presidente Peña Nieto ante la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), y no precisamente por ser esposa de Gutiérrez Canet.

    No dudo que, en el colmo del absurdo, a alguien se le ocurra argumentar que por dotes de clarividente, o por aquello de las dudas, Peña Nieto tendió, hace mucho, un puente de entendimiento con López Obrador mediante un nombramiento de tal envergadura para Bárcena.

    Podría citar aquí el largo currículum diplomático de la embajadora, pero resulta ocioso. A quienes la traen contra ella para meterse con López Obrador, como si no hubiese motivos más trascendentes, poco les importa. Lo conocen y, a pesar de ello, lo desechan de un plumazo. Lo que interesa es pegar como sea, aunque se haga el ridículo.

    ResponderEliminar