lunes, 4 de diciembre de 2017

Audio DENUNCIA por CORRUPCIÓN del Director de Servicios Aéreos de PGR: Sin RESULTADOS


El Ministerio Público Federal investigó los actos de corrupción en la Dirección General de Servicios Aéreos de la Procuraduría General de la República (PGR), en los cuales están involucrados el director de esa área, el general Jesús Antonio Ramos Arévalo, y el piloto aviador Jesús Gualterio González, responsable de capacitación.


Los funcionarios mencionados estarían coludidos en el despido de pilotos, técnicos y mecánicos aeronáuticos, así como en la contratación irregular de militares sin licencia ni conocimientos para ocupar plazas a cambio de seis meses de su sueldo, sin resultados públicos al respecto, siendo negado en todo momento por el funcionario, que la voz grabada fuera la de él, hechos que fueron públicos en el mes de Julio del 2016, sin que hasta la fecha se tenga de conocimiento público el resultado de las presuntas investigaciones de ambos servidores denunciados.

Mediante una grabación difundida en redes sociales, la PGR tuvo conocimiento de que Ramos Arévalo ofreció a un grupo de militares arreglar que obtuvieran las licencias que otorga la Dirección General de Aeronáutica Civil, dependiente de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, así como enviarlos a cursos de capacitación a Israel o Canadá para integrarse a un proyecto de drones en la procuraduría.

El general Ramos Arévalo ofreció –igual que a otros militares que laboran en Servicios Aéreos de la PGR– que podrían seguir cobrando en la Secretaría de la Defensa Nacional, y sólo se presentarían a pasar lista, aunque en realidad laboren en la PGR.

Además de los sueldos de seis meses, el general en retiro pidió a un militar que le presentara a sus “primas”, solicitándole que no fueran “escuinclas feas”.

No es la primera ocasión en que se descubren actos de corrupción en la Dirección General de Servicios Aéreos: en septiembre de 2012 se detectó la inexistencia de manuales de operación, robo y tráfico de refacciones, simulación de reparaciones, extravío de bitácoras de vuelo y de reportes de mantenimiento, contratación de seguros para helicópteros y aviones que no sirven, vuelos en naves sin condiciones de aeronavegabilidad e incluso la sospecha de que algunas unidades son usadas para transportar droga.

La entonces procuradora Marisela Morales Ibáñez descubrió que con presupuesto de la PGR se pagaba a empresas que embalaban las piezas que los servidores se robaban y que luego enviaban a los compradores, por lo cual ordenó suspender las operaciones de la flota, la concentración del personal y la revisión inmediata de todos los equipos.

Esta es la transcripción de la grabación difundida en Youtube, titulada:
Conversación infame venta de plazas de trabajo DGSA PGR.
General Arévalo (GA): Bueno…
Rodrigo (R): Mi general Arévalo, ¿cómo está?
GA: Buenas noches
R: Espero no interrumpirlo.
GA: No, no.
R: Soy el hijo del mayor Fernández, Rodrigo. Espero se acuerde de mí.
GA: Ah, sí, sí, estaba esperando, ¿qué pasó hijo?
R: Aquí molestándole. El motivo de mi llamada es para darle seguimiento a lo de las plazas que habíamos platicado, ¿se acuerda?
GA. Sí, sí. ¿Qué tanto tienes de gente?
R: Pues que tendré, unas cuatro o seis personas, entre pilotos, mecánicos y técnicos. Un pequeño grupo, pero con ganas de… de chambearle duro.
GA: Está bien. Ahorita tenemos un proyecto y vamos a ocupar gente. De hecho vamos a dar de baja a unas personas de aquí, porque ya no me sirven. Les vamos a hacer el examen, el poligráfico y de ahí, pues ya, no pasan porque depende de mí. Entonces obviamente, ya nada más que lo autorice la doña (en referencia a la procuradora Arely Gómez) y vamos a dar de baja a toda esa gente, ya no la quiero aquí. No me sirven. Prefiero tener aquí a mi gente, ¿sale?
R: Es importante comentarle que ninguno de nosotros contamos con licencia de Aeronáutica Civil, ¿cree que haya algún problema?
GA: No, ninguno. Aquí les arreglamos todo su paquetito, yo les arreglo desde licencia, lo que tengan, capacitaciones y todo, ya nada más hablamos ahí con Gualterio, con Gualterio les arregla todos sus documentos pa’que no tengan problema hijo.
R: ¡Aayy… excelente mi comandante!
GA: Los mandamos a Canadá o a Israel. Necesito gente ahorita para un proyecto de drones. Ahí los mandamos a Israel a curso y todo. Yo les arreglo todo.
R. Gracias mi comandante. En relación a nuestra nómina de Sedena, ¿seguiríamos activos?
GA: Por eso no hay problema, aquí tengo a mi gente y todos están activos ahí. Todos están cobrando, yo también les arreglo eso. Siguen cobrando allá, aquí también les damos buenas plazas, les vamos a conseguir buenas plazas de la gente que ya vamos a dar de baja con el polígrafo. Toda esa gente no me sirve. Entonces tienes pendiente a tu gente y después platicamos. Vienes aquí en las tardes. Nos echamos una platicadita.
R: ¿Después de las cuatro o cinco de la tarde mi comandante para que no le interrumpa?
GA: Después de las seis o siete ya está más tranquilo y platicamos. Por teléfono no mucho.
R: Bueno, pues muchas gracias, la verdad es que ya estaba yo esperanzado en llamarle para ver ese asunto, finiquitarlo y ver qué podemos hacer.
GA: Te digo de una vez, para que platiques con tu gente, les dices que los primeros seis meses se quedan en el cajón de aquí. De lo que cobren, los primeros seis meses se quedan aquí, ¡ehh! Diles, para que no se me espanten, no quiero chivas. A esa gente inmediatamente le damos trámite.
R: De acuerdo mi comandante. De lo de la Sedena, ¿sí vamos a perder lo de la nómina, es definitivo?
GA: No, te digo que yo les arreglo y ustedes allá siguen cobrando. Los que tengo aquí siguen yendo a pasar lista y cobrando. Yo les arreglo todo eso. Aquí los quiero para que estén dispuestos las 24 horas.
R: Muy bien mi comandante.
GA: Platica con tu gente porque aquí todos cooperan para la Cruz Roja, ehh, también.
R: Sin problema, ahí estamos.
GA: Como ya me estoy haciendo viejito tengo que juntar para mi retiro. Oye y de tus primas, ¿qué pasó? ¿Me las vas a traer también o qué?
R: Pues usted dígame comandante, están puestas para un fin de semana.
GA: También te das una vueltecita con ellas, aquí vemos, les hacemos un lugarcito. No me vayas a traer escuinclas feas y eso.
R: No, no se preocupe, usted me conoce y sabe con qué armas me ando con esas nenas.
GA: Entones así le hacemos. Me hablas primero y te doy una cita en la tarde.
R: De acuerdo mi comandante, muchas gracias.
GA: Órale pues hijo, me saludas a tu papá. Suerte.

Sobre la grabación, la PGR informó a La Jornada que “con fecha 23 de junio del presente, después de conocer el asunto, el Ministerio Público de la Federación, por conducto de la Visitaduría General de la PGR, inició de oficio una carpeta de investigación a fin de verificar si dicha conversación corresponde con el registro de voz del servidor público señalado.

“Se dio intervención al Órgano Interno de Control, quien en el ámbito administrativo investigará lo conducente. Ambas instancias trabajan en las indagatorias; una vez concluidas las cuales se determinará lo que proceda, con estricto apego a derecho”, se informaba así el año pasado, sin que ahora se tenga publicada la resolución por parte de la PGR.
¡ CONTENIDO RELACIONADO, DALE CLICK!

0 comentarios :

Publicar un comentario