viernes, 24 de noviembre de 2017

SICARIOS del CJNG en EJECUCIÓN de "El Chucho": Confirma PRESENCIA en Puebla FGE


A pesar de que las autoridades atribuyeron el homicidio de Jesús Antonio H. a un pleito entre borrachos, durante la audiencia de este jueves se confirmó que se trató de una ejecución perpetrada por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), por lo cual se implementó un fuerte dispositivo de seguridad alrededor del Centro de Justicia, a fin de evitar un posible rescate de los sicarios en Puebla

El juez de control señaló la legal detención de los dos presuntos delincuentes, pero la audiencia tuvo que ser suspendida debido a la incapacidad de la abogada defensora de contestar a la imputación del cargo por parte del Ministerio Público (MP).

Los presuntos responsables, identificados como José Guadalupe N. de 27 años de edad y Luis Michel N. de 23 años de edad, según las primeras indagaciones provienen de Ciudad Guzmán, en el estado de Jalisco, de donde se presume pertenecen al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), situación que confirma la presencia del grupo delictivo en el estado.

Según la agente del Ministerio Público que se hizo cargo de la exposición del caso, exhibió que alrededor de las 17:40 horas del pasado 20 de octubre los agresores y la víctima de nombre Jesús Antonio H. se encontraban a las afueras del estacionamiento del comercio Superama, en el área de carga y descarga de mercancía, donde se muestra que no existió ningún tipo de forcejeo o amague por parte de los sicarios, quienes al parecer conocían al finado.

Se dirigieron hacia una camioneta Nissan NP-300 de color rojo, de donde descendieron otras dos personas que no han sido identificadas, después de unos cuantos minutos uno de ellos, vestido con una camisa rosa y una gorra, disparó al rostro del occiso en al menos cinco ocasiones, produciéndoles diversas heridas en el rostro, lo que le causó la muerte.

José Guadalupe y Luis Michel abordaron la camioneta ocupando los lugares de piloto y copiloto respectivamente, arrancaron el vehículo y se dieron a la fuga con dirección a Camino Real a Cholula, no sin antes atropellar en dos ocasiones el cadáver de Jesús Antonio H.; sin embargo, unos 300 metros detrás de ellos se encontraba la unidad P-170 de la policía municipal con dos efectivos, quienes al escuchar las detonaciones se dirigieron al lugar de los hechos y dieron aviso por radio a sus compañeros, mientras ellos procedían a acordonar el área.

La patrulla PE-498 ubicó a la camioneta 100 metros adelante y procedió a cortarle la circulación, fue en este momento cuando los cuatro sujetos a bordo de la camioneta roja intentaron darse a la fuga en dirección de la calle San Judas Tadeo, donde sólo pudieron ser capturados José Guadalupe y Luis Michel.

Juez de control califica legal la detención y suspende audiencia

A pesar de las deficiencias por parte de la agente de Ministerio Público y de la abogada defensora por exponer y dar claridad al caso, el juez consideró que existen los elementos suficientes para considerar de legal la detención de los dos sujetos, ya que según el apartado III del artículo 193 del Código Federal de Procedimientos Penales, existen “indicios que hagan presumir fundadamente su participación en el delito”.

Por lo anterior prosiguió la audiencia para que la agente del MP imputara los delitos de homicidio calificado en su participación de coautor material, sin embargo, ante la deficiente praxis de la abogada defensora y al ver vulnerados los derechos de los judiciables, el impartidor de justicia resolvió decretar un receso y revocar a la defensora particular.

Ante esta situación, el juez otorgó un plazo de 15 horas para que los presuntos delincuentes consigan otro abogado, o en su defecto un abogado de oficio se hará cargo del caso.

A pesar de que la FGE indicó en una primera instancia que se trataba de un pleito entre trabajadores de la construcción, quienes habían sostenido una riña bajo los influjos del alcohol, esta versión quedó totalmente descartada por lo manifestado en la audiencia y al intenso operativo policiaco que se implementó a las afueras del Centro de Justicia Penal.

Al menos 35 policías estatales se encontraban ubicados en diferentes puntos estratégicos, custodiando el interior y exterior del centro de justicia, con el fin de evitar un posible ataque del CJNG para recuperar a sus dos integrantes.
¡ CONTENIDO RELACIONADO, DALE CLICK!

0 comentarios :

Publicar un comentario