domingo, 29 de octubre de 2017

"PONEN" a Agentes del AEI adscritos en Atención a Mujeres en Cd.Juarez: 2 MUERTOS


Dos elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), adscritos a la Fiscalía Especializada en Atención a Mujeres Víctimas del delito por Razones de Género (FEM) fueron asesinados y una oficial resultó herida en Cd. Juarez, Chih.


Según las primeras versiones de compañeros de las víctimas, identificadas como Pedro Valadez Rodríguez, de 25 años, y Héctor Manuel Montañés Ríos, de 45, fueron “puestos” al parecer por elementos de la propia Fiscalía General del Estado.

A condición del anonimato, narraron que hay un agente que observó pasar dos vehículos, al parecer oficiales, circulando junto a un auto particular momentos antes del ataque perpetrado frente a la casa de la oficial herida, ubicada en la colonia Pradera de los Oasis.

Tras el doble crimen, en el primer llamado de alerta se reportó que los agresores viajaban en vehículos oficiales.

Luego fue desestimada esta versión, aunque los agentes de la FEM sostienen la presencia de unidades “iguales” a las de la FGE pasando cerca de la casa de la agente que sobrevivió al atentado y hasta el cierre de esta edición no había rendido su declaración.

Trascendió que la agente lesionada investigaba el delito de trata de mujeres al interior del Cereso Estatal 3, hecho que fue denunciado por los propios custodios del penal en el mes de junio, durante un paro de labores.

Los entrevistados informaron que los elementos asesinados participaron en la integración de la carpeta de investigación conocida como “Arroyo El Navajo”, que ha obtenido sentencias históricas contra los acusados, relacionados con el grupo “La Línea”, que han lanzado amenazas contra agentes investigadores y del Ministerio Público que participaron en la indagatoria.

Ayer por la tarde el fiscal general César Augusto Peniche Espejel declaró que este ataque era atribuible al grupo delictivo “Los Aztecas”.



Uno iba a renunciar

Compañeros de Pedro Valadez Rodríguez dieron a conocer que el oficial iba a presentar su renuncia, precisamente al recrudecer los ataques contra policías, por lo que esperaría a fin de mes para presentar su baja voluntaria y buscar una nueva forma de vida, lo que no logró.

En tanto, la agente herida estaba a cargo de la investigación por el delito de trata al interior del Cereso 3.

El pasado mes de junio, los custodios denunciaron que en el penal hay internos que pertenecen a las pandillas “Aztecas”, “Doble AA o Doblados”, “Mexicles”, “Sureños” y “Chapos” y que algunos de ellos son quienes introducen droga, alcohol, mujeres y otros artículos prohibidos, con la autorización de los mandos a cambio de “cuotas” semanales.

Los celadores refirieron que a las mujeres las “bajan” del penal femenil, ubicado en el mismo terreno que el Cereso 3, a través de un túnel y por el traslado de cada una de ellas se cobran 300 pesos.

También está permitido el pase de otras sexoservidoras y de visitantes que no se registran, agregaron.

“Bajan a mujeres, principalmente jóvenes, del M (penal femenil). Hasta fila hacen para prostituirse. Cobran 30 o 40 pesos la relación y lo que le quiera invitar el interno, si la cerveza o la droga”, revelaron.

“Por bajar mujeres se cobra 300 pesos por cada una, más el cuarto otros 300 pesos y lo que consuman ahí, comida, cerveza o droga, es por toda la noche. Ya a las 6 de la mañana las regresan al femenil”, explicó un celador con varios años de antigüedad en ese penal, establece el archivo periodístico.

Cobarde, ataque a elementos: Fiscalía

Horas después del atentado perpetrado en el cruce de las calles Uganda y Génova en la colonia Praderas de los Oasis, la FGE emitió un comunicado de prensa en el que condenó y calificó de cobarde el ataque que sufrieron tres elementos de la AEI.

Dio a conocer que los hechos fueron reportados ayer aproximadamente a las 08:06 horas, cuando los investigadores se dirigían al pase de lista y “de manera inesperada fueron atacados por disparos de proyectiles de arma de fuego”.

Las víctimas fueron identificadas como Pedro Valadez Rodríguez, de 25 años, que tenía una antigüedad de nueves meses en la institución, y Héctor Manuel Montañés Ríos, de 45, que sumaba seis años con dos meses dentro de la Fiscalía.

Aseguran presunto auto de agresores

Este es el cuarto atentado perpetrado contra personal de la FGE que encabeza aquí el abogado Jorge Arnaldo Nava López en un lapso de dos meses.

La agresión fue atribuida a la pandilla “Los Aztecas”, por el fiscal César Augusto Peniche Espejel, quien ayer por la tarde dijo que continuaba el operativo de búsqueda de los agresores y que ya había varios detenidos de ese sector.

A tres cuadras de la escena del crimen fue abandonada una camioneta Suburban blanca, en la que presuntamente viajaban los agresores.

Aunque no se informó el número de elementos balísticos asegurados en el sitio, se dio a conocer que fueron empleadas armas de fuego de grueso calibre.

Casi una hora después de la agresión, policías municipales aseguraron un vehículo Chrysler Cirrus que, según testigos, fue uno de los que utilizaron los sicarios en el ataque armado contra agentes ministeriales.

La unidad era tripulada por un hombre de 24 años y una mujer de 23 que tenían en su poder una pistola calibre .40 milímetros, informó personal de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM).

Ambos traían en su poder 14 “latas” de mariguana, se dio a conocer.

La unidad fue interceptada en las calles División del Norte e Islas Célebes, de la colonia Guadalajara Izquierda, al poniente de la ciudad.

Versiones de vecinos de la colonia Praderas de los Oasis indican que en el atentado contra los agentes investigadores participaron cuatro vehículos, uno de ellos tipo Suburban color blanco, que fue abandonada a pocas cuadras de la escena del crimen, además de un auto Cirrus.

La SSPM informó que ambas personas, el arma, la droga y el vehículo será puesto a disposición de la Fiscalía, que será la autoridad responsable de establecer si la pareja detenida tiene relación con el ataque perpetrado contra los investigadores.

‘Fueron muchos balazos’

La madre de una mujer reportada como desaparecida desde hace varios años y con domicilio cercano a la colonia Praderas de los Oasis, narró que escuchó desde su casa las detonaciones.

“Santo Dios, se oyeron bien feo los disparos”, dijo.

Cerca del lugar hay una escuela primaria, pero debido a la suspensión de clases por reunión del Consejo Técnico, los alumnos no fueron testigos del nuevo hecho violento que enluta a la FGE.
¡ CONTENIDO RELACIONADO, DALE CLICK!

0 comentarios :

Publicar un comentario