miércoles, 9 de agosto de 2017

Xalapa: FGE va por Ministeriales que torturaron por 3 dias a detenido en CasoMadame

Xalapa.- Por haber torturado durante tres días al único detenido del caso “madame”, la Fiscalía General del Estado (FGE), inició una investigación para sancionar penalmente a los elementos que en tiempos de Luis Ángel Bravo Contreras, abusando de su autoridad, realizaron la detención.

La carpeta de investigación quedó asentada en el expediente C.I.FESP/153/2016/VIII-06, contra quien o quienes resulten responsables por los hechos.

De acuerdo con una solicitud de acceso a la información pública, la Fiscalía General del Estado informó que este es el único proceso penal iniciado este año contra servidores públicos adscritos a la Policía Ministerial Acreditada (PMA).

Esto, luego que la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), emitiera una recomendación, la 6/2017, por los agravios de los que fue víctima una persona identificada como GAMG (Gabriel Alfredo Martínez Godos) y que actualmente está preso en el penal de Pacho Viejo.

Hechos

Martínez Godos fue detenido por elementos de la Policía Ministerial, adscritos a la Coordinación de Unidad de Detectives de la Delegación Regional de la Zona Centro Xalapa, de manera ilegal, de acuerdo a los hechos probados de la CEDH.

La detención, realizada el 23 de mayo de 2016 a las 19:24 horas, tuvo lugar sobre la Avenida Antonio Chedrahui Caram, a la altura del Centro Comercial “Plaza Cristal”, sin haberlo llevado de manera inmediata ante la autoridad competente.

“Dichos elementos policiales atentaron contra la integridad personal del detenido y aquí quejoso, pues durante el tiempo que estuvo bajo su resguardo fue objeto de agresiones físicas y verbales que le causaron lesiones y daños psíquicos graves, configurando incluso actos de tortura”, destaca la recomendación.

La autoridad detectó que el oficio de los agentes ministeriales informaba que la detención del joven se realizó cuando éste se encontraba caminando solo en una brecha hacia la localidad de Zimpizahua, sin embargo, no precisaron otras circunstancias que justifiquen el motivo por el cual se implementó el operativo en aquella zona, advirtiendo que supuestamente le leyeron sus derechos en ese mismo lugar.

No obstante, la primera persona que tuvo contacto telefónico con el detenido, un familiar, manifestó que el 26 de mayo de 2016 a las 19:00 horas el joven le dijo que estaba en la fiscalía de Coatepec y no en el lugar en el que afirman los elementos, que según el oficio, fue en el sitio de la detención.

Otra de las irregularidades es que la constancia de buen trato, aportada por los elementos policiales no se encuentra firmada por los servidores públicos que intervinieron en los hechos y únicamente tiene la firma y la huella de la persona detenida.

Asimismo, en las audiencias de imputación y vinculación a proceso, el 26 de mayo y el 1 de julio, el detenido hizo señalamientos directos en relación a su aprehensión: en la primera de ellas, refirió que negaba en su totalidad los hechos que se le imputaron.

En la segunda, cuando narró la forma en que fue detenido el 23 de mayo por los elementos, asegurando que una vez bajo su resguardo fue objeto de actos de tortura, principalmente psicológica, ya que le decían que debía inculparse de la comisión del ilícito.

De acuerdo con el Protocolo de Estambul realizado al imputado, la CEDH determinó que durante los tres días que estuvo en manos de la autoridad ministerial hubo lesiones –traumatismos- causados con las manos y los pies; privación del sentido de la vista y del movimiento; administración irregular de alimentos y agua; humillaciones, y amenazas de muerte y daños a la familia. Todo lo anterior, a fin de lograr que se inculpara del multihomicidio.

“Es decir, los sujetos que lo privaron de la libertad lo sometieron a una presión principalmente de tipo psicológico, a fin de minar la seguridad en sí mismo y otorgarles a ellos el control de su voluntad a fin de ser inculpado de un delito”.

Por ello, la FGE dio inicio a una carpeta de investigación en la Fiscalía Especializada en Hechos de Corrupción y Cometidos por Servidores Públicos (FESP), contra quienes resulten responsables de tales hechos. La FGE ha sancionado a otros elementos, pero solo de forma administrativa.
¡ CONTENIDO RELACIONADO, DALE CLICK!

0 comentarios :

Publicar un comentario