martes, 4 de julio de 2017

Regresa Ejército a Patrullar Cd. Juarez ante incremento de VIOLENCIA


Ante la creciente ola de violencia que se ha registrado en esta frontera, elementos del Ejército se integraron ayer a las células de patrullaje que conforman la policía del municipio, del estado y la federal en Cd. Juarez, Chih.


La medida se toma cinco años después de que los soldados dejaran de apostarse en las calles para combatir a la delincuencia en esta zona.

De acuerdo con cifras oficiales, en los últimos cinco días un total de 29 personas fueron privadas de la vida en Juárez y de enero a la fecha el acumulado de homicidios llegó a 368, cifra inferior a las que se presentaban entre 2009 y 2013 cuando se tenían hasta 400 homicidios por mes.

El general Ricardo Fernández Acosta, comandante de la Quinta Zona Militar, dio a conocer que la medida se tomó en coordinación entre los tres órdenes de gobierno y obedece a una estrategia conjunta para frenar a las bandas criminales, particularmente las dedicadas al tráfico de drogas y armas. A diferencia de hace algunos años, en esta ocasión los militares actuarán en coordinación con todas las corporaciones de seguridad, puesto que en operativos anteriores los elementos realizaban sus propias estrategias sin contar con el apoyo de las policías locales. Esta situación despertó innumerables quejas de diversos grupos sociales, porque en algunas ocasiones los efectivos castrenses violaron garantías individuales de los ciudadanos.

En 2010, la Secretaría de Gobernación y la Sedena anunciaron un despliegue de 7 mil 500 soldados en Juárez, para poder replegar a las grupos del narco. Mientras que en la actualidad hay 4 mil 500 elementos en todo el territorio estatal. La mayor parte está asignado a la vigilancia de la sierra tarahumara.

El alcalde Armando Cabada dijo que la violencia es resultado de la disputa por el control de la plaza. Detalló que anteriormente las células pertenecían al mismo bando, pero se fragmentaron y comenzó el enfrentamiento.

Advirtió que el problema se agravó debido a que los cárteles están reclutando jóvenes pistoleros a los que se les paga alrededor de 2 mil 500 pesos por cada asesinato. Denunció que según la información que tiene, proporcionada por el área de inteligencia de la Policía Municipal, la mayor parte de los homicidios son ordenados desde el interior del Cereso estatal. Ahí los reos han ido recuperando espacios.
¡ CONTENIDO RELACIONADO, DALE CLICK!

0 comentarios :

Publicar un comentario