lunes, 26 de junio de 2017

Veracruz: TellezMarie y la AMENAZA DE SANGRE



Por: Mussio Cárdenas Arellano/ Informe Rojo

Entre restos humanos cercenados —cabezas y torsos, brazos y piernas— hay un mensaje inicial: “Deja de hacer pendejadas Téllez Marié”. Otro cuerpo, el de una mujer, días después, acompaña el segundo llamado: “Vamos por ti con todo”. Y la sentencia: “Pinche Z”.

Cruenta es la guerra de los cárteles, la que se libra en el yunismo y contra el yunismo azul, calentando esta plaza, Veracruz, que es el corredor ideal, por el que en una sola entidad se mueve el crimen organizado del sur al norte del país.

Sacudidos por la detención de sus líderes y la aprehensión de células que operan el tráfico de droga, el secuestro y la extorsión, la trata de personas, el flujo de migrantes, dan respuesta violenta —y sangrienta— al gobernador Miguel Ángel Yunes.

Entre restos humanos cercenados —cabezas y torsos, brazos y piernas— hay un mensaje inicial: “Deja de hacer pendejadas Téllez Marié”. Otro cuerpo, el de una mujer, días después, acompaña el segundo llamado: “Vamos por ti con todo”. Y la sentencia: “Pinche Z”.

Cruenta es la guerra de los cárteles, la que se libra en el yunismo y contra el yunismo azul, calentando esta plaza, Veracruz, que es el corredor ideal, por el que en una sola entidad se mueve el crimen organizado del sur al norte del país.

Sacudidos por la detención de sus líderes y la aprehensión de células que operan el tráfico de droga, el secuestro y la extorsión, la trata de personas, el flujo de migrantes, dan respuesta violenta —y sangrienta— al gobernador Miguel Ángel Yunes.

Su golpe es efectista, de impacto mediático, vulnerando al hombre de confianza de Yunes azul, su abogado y consejero de años, con el que cuestionan la cruzada contra la delincuencia llamándolo con toda intención “Pinche Z”.

Llamar zeta a Jamie Téllez Marié es sembrar duda en el secretario de Seguridad Pública de Veracruz. O intentarlo.

Un primer mensaje ocurrió la noche del martes 20, a unos metros de su oficina particular, en 20 de Noviembre y Lafragua, en el puerto de Veracruz, a una cuadra del Hospital Regional. Eran bolsas con restos humanos.

Desmembrados, los cuerpos correspondían al menos a cuatro personas. Mutilados, las piernas y brazos, cabezas y torsos, conforman la escena dantesca que evoca los días del duartismo, cuando los cárteles calaban al entonces gobernador Javier Duarte y lo metían al redil.

De las bolsas fluía sangre, llamando la atención de quienes transitaban por el lugar. Al acudir al sitio, las corporaciones policíacas revelaron que se trataba de restos humanos. Y junto los cuerpos fragmentados habían mensajes, escritos sobre dos cartulinas, una verde y una amarilla, implicando a Téllez Marié con la banda delincuencial de los zetas, aquella que sentó sus reales en Veracruz cuando Fidel Herrera Beltrán, más por acción que por omisión, o sea por corrupción, los dejó operar y tendió un velo de silencio en medios de comunicación.

Decía ese primer mensaje:

“Deja de hacer pendejadas Tellez Marie o vas a acabar, asi no te dejare meter a tus amigos los Zetas como en Poza Rica solo hacemos lo que tú no haces corrupto ineficiente Z”.

Un día después, el miércoles 21, por la noche, en Poza Rica, hubo un segundo mensaje, hallado junto al cadáver de una mujer, dentro de una vivienda situada en la calle Oriente entre González Ortega y Pozo.

Identificada como Esmeralda N, la mujer presentaba una cortada en el cuello, lo que habría provocado que muriera desangrada.

Sobre su cuerpo se encontraba el mensaje para el secretario Téllez Marié. En él hacen alusión, otra vez, a supuestos vínculos con los zetas.

“Vamos por ti con todo Téllez Marié, Pinche Z. Vende estado. Te va a costar caro, pinche rata. Te va a costar caro”.

Elementos de la Policía Estatal e integrantes de la Fiscalía de Veracruz realizaron las diligencias, trasladaron el cuerpo y dispusieron del mensaje, que minutos después fue difundido en las redes sociales y en los portales de los medios de comunicación.

Esmeralda N presuntamente era una mujer vinculada con bandas dedicadas a la extorsión y habría servido al grupo “Los Z35”.

Tanta obviedad revela intenciones. Quien colocó los mensajes tuvo el cuidado de ligar por partida doble a Téllez Marié con Los Zetas. Y de paso a Yunes. Si el secretario de Seguridad tiene nexos criminales, el gobernador más.

Así se descalifican los operativos en el norte de Veracruz, la caída de líderes delincuenciales y el desmembramiento de las células delictivas.

Del caso, el portal Libertad Bajo Palabra retomó la presión a que está sometido Téllez Marié por la violencia que enfrenta Veracruz y la versión de su presunta renuncia:

“Hace unas semanas se hablaba de que Jaime Téllez Marié, secretario de Seguridad Pública, había enviado al gobernador Yunes Linares la carta de su renuncia. Incluso se hablaba de la inminente salida de este funcionario quien sería colocado en otra área con menos responsabilidades. El caso es que no se dio la salida de Téllez Marié, ya sea porque los rumores de su renuncia eran falsos, o porque el gobernador le pidió que aguantara en el puesto. Hay que reconocer que, aunque el combate a la delincuencia organizada ha tenido sus fallas, también ha tenido aciertos. Tan sólo en las últimas semanas se ha detenido a varias bandas de secuestradores y a los presuntos responsables del asesinato del cantante Gibrán.

“Pero los asesinatos y los muertos arrojados siguen aumentando y la ciudadanía quiere entender por qué. ¿El recrudecimiento se debe a que los delincuentes se sienten acechados por Seguridad Pública y esta es una manera de mostrar su coraje y frustración? ¿O es que en realidad los delincuentes que ocupaban la plaza están peleando porque no llegue un cártel nuevo apoyado por el mismo gobierno?

“Esto último es lo que sugieren las cartulinas escritas que acompañan los restos arrojados en varios puntos del estado de Veracruz. ¿A quién le vamos a creer?

Porque los mensajes que mandan están supuestamente dirigidos a Téllez Marié, pero en realidad están dirigidos a nosotros, pues su propósito es crear desconfianza”.

Otras versiones van más allá. Sería un mensaje para el gobernador Yunes, el reto de los cárteles como antes lo hicieron con Javier Duarte.

Refiere Yunes que ni se arredra ni se repliega. Son 300 cabezas del crimen organizado ya detectadas, ubicadas, que irán cayendo.

De ahí el revire, brutalidad de los mutilados, el mensaje de sangre al secretario de Seguridad. Y a Yunes.

Mientras, Téllez Marié ya duerme con la amenaza en la piel.

Arrojan cuerpos mutilados, brazos y piernas, cabezas y torsos, o los restos de una mujer, y no falta el mensaje: “Deja de hacer pendejadas Téllez Marié”. “Vamos por ti con todo”. “Pinche Z”.

Siembra duda, algo queda.
¡ CONTENIDO RELACIONADO, DALE CLICK!

0 comentarios :

Publicar un comentario