miércoles, 14 de junio de 2017

JavierDuarte Y Su CAMA de PIEDRA; RobertoBorge de limpia Baños


La vida es así de canija y sorprendente:

En Guatemala, Javier Duarte duerme en una cama de piedra en el penal militar donde encarcelan a los políticos, narcos y Maras.

En Panamá, su clon, Roberto Borge Angulo, ex gobernador de Quintana Roo, lava los baños de la cárcel y limpia pisos según denunciara el reportero Pedro Canché, a quien tuvo nueve meses preso en su sexenio.

En el penal de Pacho Viejo, Gina Domínguez, Arturo Bermúdez Zurita, Mauricio Audirac Murillo y Francisco Valencia, pasan los días encerrados en su celda, luego de los años de esplendor y resplandor.

Flavino Ríos Alvarado, el góber de 48 días, cabildea para que la yunicidad le devuelva su notaría pública de Minatitlán.

Un montón de duartistas anda “con la cola entre las piernas” como reza el proverbio popular, temerosos de que figuren en la lista de las 64 denuncias penales en la Fiscalía, listas para cumplirse en el tiempo político deseado y necesario.

Las barbies más connotadas del duartazgo, sumidas y sumisas, temerosas acaso de que les quiten hasta la casita o el departamento que Duarte les regalara.

La esposa de Duarte, Karime Macías, en Londres, con sus hijos, mientras en la yunicidad sopesa lanzar una denuncia penal en su contra.

Igual que Jesús con Judas, igual que Emiliano Zapata con Jesús Guajardo, igual que Francisco I. Madero con Victoriano Huerta, varios duartistas traicionaron al (ex) góber tuitero… para salvar el pellejo.

Los ranchos de Fortín y el Valle de Bravo en el estado de México, y hasta con alberca para caballos, adquiridos por Duarte, rescatados por la Yunicidad… que para servicios públicos.

Los casi mil cuadros hallados en “El faunito”, entre ellos, de Diego Rivera y Botero, por ejemplo, en un lugar desconocido, quizá inventariados que han de estar por el Instituto de la Cultura para exhibirse en un gran reality-show.

La vida es así de canija y sorprendente.

La gran lección de la historia sería la misma bíblica.

En el caso, ni modo, los duartistas “se pusieron de pechito” a la yunicidad, y más, porque nunca creyeron que el hartazgo ciudadano llegaba a tanto como para perder la gubernatura el año anterior.

Y la mayoría en el Congreso. Y las alcaldías el domingo 4 de junio.

Fuente: El Piñero
¡ CONTENIDO RELACIONADO, DALE CLICK!

0 comentarios :

Publicar un comentario