martes, 25 de octubre de 2016

Veracruz: Pistoleros desatan TERROR en camión urbano de Coatza, encañonan a chofer

Coatzacoalcos, Veracruz.- Este lunes, pese al supuesto reforzamiento de seguridad, poco después de las diez de la mañana, una camioneta blanca doble cabina con vidrios polarizados, se atravesó al paso del camión de la ruta Juan Escutia­ Cd. Olmeca, cuando transitaba sobre la avenida Miguel Hidalgo, a la altura de la calle Matamoros. 

En el momento que el camión de color naranja se detuvo para subir pasaje, el vehículo blanco se colocó adelante y de él bajaron cuatro individuos con pistola. Dos de ellos se subieron al camión y dos más se quedaron al pie. 

Uno de los que se subieron con pistola en mano, enfurecido, comenzó a gritarle al chofer apuntándole con el arma, reclamándole con insultos que qué se creía, que se les venía atravesando. 

Varios de los pasajeros comenzaron a gritar y a llorar mientras veían que, jalándolo de cabello, intentaban bajar al chofer, quien se aferraba desesperado a los tubos del camión. 

El hombre iracundo parecía dispuesto a dispararle al chofer y la gente que se encontraba en la unidad, entre la que había también un niño, se agachaba temblando buscando protegerse un una posible bala perdida. Siendo una avenida muy transitada y en la que confluyen varias rutas del transporte urbano, otros choferes se percataron de que algo raro pasaba con el camión allí parado y la camioneta atravesada. 

Al acercarse a investigar, las dos personas armadas que estaban al pie del camión amenazaron a los curiosos y les dijeron que no se metieran. Sin embargo, ellos comenzaron a tratar de convencer a los que estaban arriba de que habían atemorizado a todo el pasaje y de que ya se acabara el lío. Fueron momentos de mucha tensión y angustia, relata el pasajero que narró lo ocurrido. 

Fueron eternos esos minutos, señala. Luego, algo le dijo uno de ellos al que pistola en mano tenía amagado al chofer y éste, junto con los otros tres, abandonaron el camión no sin antes decirle al conductor del urbano, que no sabía con quién se había metido. 

PiY se fueron a toda velocidad en la camioneta blanca. "Yo me bajé del camión enseguida", nos dice el asustado pasajero. "Los choferes se pusieron a hablar con su compañero, yo creo que para ver cómo estaba".

0 comentarios :

Publicar un comentario