sábado, 29 de octubre de 2016

Veracruz: ArturoBermudez y GabrielDeantes principales cómplices de JavierDuarte

El primero de diciembre del 2010 Javier Duarte de Ochoa tomó protesta como Gobernador de Veracruz y heredó de este modo “el pinche poder” de su hacedor Fidel Herrera Beltrán.

Como Secretario de Seguridad Pública Duarte de Ochoa nombró al General Sergio López Esquer, personaje que no se ha desligado de la historia reciente veracruzana por cinco acontecimientos:

a) El 29 de junio del 2011 parte de su escolta personal y la camioneta oficial asignada al titular de la SSP fue atacada por miembros del crimen organizado en las inmediaciones del aeropuerto de Veracruz. Murieron ahí 3 escoltas y 5 sicarios.

También fue baleada la residencia del militar retirado en “El Conchal”, municipio de Boca del Río.

b) 4 días más tarde, el 3 de julio, el general Sergio López Esquer renunció a la SSP por lo que sólo duró en el cargo de Secretario de Seguridad 7 meses y dos días.

c) Durante su gestión, López Esquer negó que la SSP estuviera infestada por el crimen organizado. El ataque fallido a su persona –él no viajaba en la camioneta donde murieron 3 escoltas- así como su renuncia desatan hipótesis contrarias a la afirmación del militar de alto rango. Otro dato importante es que López Esquer se marchó sin marcharse de la SSP.

d) Desde julio del 2011 Javier Duarte nombró Secretario de Seguridad Pública a Arturo Bermúdez Zurita quien se apoyó en José Nabor Nava Olguín como Subsecretario, es decir su segundo de abordo. Nava Olguín, integrante del Ejército Mexicano con el grado de Mayor de Infantería fue mucho tiempo secretario particular de López Esquer y actualmente es el Secretario de Seguridad Pública de Veracruz, tras la renuncia, en agosto, de Arturo Bermúdez Zurita bajo el señalamiento de actos de corrupción.

e) Sergio López Esquer también fue Secretario de Seguridad Pública desde el 2008 y hasta el final del sexenio de Fidel Herrera Beltrán. El 31 de julio del 2015 ocurrió un multihomicidio en la colonia Narvarte de la Ciudad de México. Ahí fueron asesinados el reportero gráfico de la revista Proceso que había trabajado en Veracruz Rubén Espinoza y la antropóloga egresada de la Universidad Veracruz y activista Social Nadia Vera, además de tres mujeres: Alejandra Olivia Negrete Avilés, Yesenia Quiroz Alfaro y Mile Virgina Martín, modelo de origen colombiano. Por estos hechos fueron llamados a declarar el gobernador Javier Duarte de Ochoa, el titular de la SSP Arturo Bermúdez y el militar retirado Sergio López Esquer.*

¿Por qué López Esquer tendría que declarar sobre este tema, a 4 años de su renuncia al cargo de Secretario de Seguridad Pública en Veracruz?

(2)

El jueves pasado trascendió que se ha ejercido acción penal en contra de Arturo Bermúdez Zurita por los delitos de tráfico de influencias y abuso de poder.

Asimismo la Fiscalía y el Poder Judicial de Veracruz señalan, acusan y van contra Gabriel Deantes, ex Secretario de Trabajo, por el delito de enriquecimiento ilícito.

He aquí dos cabezas de una hidra inagotable a la que nunca alcanzara totalmente la justicia porque ello representaría un suicidio del sistema político al que alimenta y del que se nutre.

(3)

Por cierto, desde el 2011, año de la renuncia de Sergio López Esquer y el nombramiento de Arturo Bermúdez Zurita a la SSP, el padre Alejandro Solalinde afirmó: ““Tiene que abrirse el suelo veracruzano, porque yo creo ha de ser el hervidero de esqueletos por donde quiera”.

“Solalinde ha hecho declaraciones en medios nacionales e internacionales refiriéndose a Veracruz como ´el cementerio de migrantes más grande de México´, declaraciones realizadas, según el sacerdote, sustentadas en declaraciones, investigaciones y testimonios de migrantes que han sobrevivido.” (sic)**

Alejandro Solalinde siempre tuvo y tiene razón.

Las fosas han aparecido y siguen apareciendo y creándose, aunque el sistema gubernamental -entiéndase sexenios de Fidel Herrera y Javier Duarte- pretendió desvirtuar las afirmaciones del sacerdote y activista por los derechos humanos.

Faltan docenas de denuncias y capturas.

Falta el tema del narcotráfico que empieza en las esquinas con niños y jóvenes convertidos en halcones y termina con las mafias de Estados Unidos, Europa, Asia, Sudamérica, vinculadas a los cárteles mexicanos apoderados de Veracruz en complicidad con autoridades de todos los niveles y de todos los sectores.

1 comentarios :

Anónimo dijo...

zurita es narco

Publicar un comentario