lunes, 17 de octubre de 2016

Hallan a la Dra. LEVANTADA en Acapulco: EJECUTADA en una barranca de Zihuatanejo


La doctora Adela Rivas Obé, desaparecida desde el 22 de septiembre pasado, fue identificada muerta por confrontas genéticas que realizó la Fiscalía General del Estado (FGE) a un cuerpo de una mujer encontrado en el fondo de un barranco de playa La Majahua, Zihuatanejo, Costa Grande, hace seis días.

En conferencia de prensa para ese tema, el fiscal General del Estado, Xavier Olea Peláez, informó que de acuerdo a los resultados de los estudios técnico-científicos realizados por el grupo interdisciplinario forense en materia de odontología, antropología y genética establecieron que “existe correspondencia en un 99.99% de probabilidad de parentesco biológico”.

Durante días, familiares de la doctora Adela Rivas, directora de Micro zonas del IMSS, exigieron al gobierno que encabeza el priista Héctor Astudillo Flores dar con su paradero. Fue hasta el 11 de octubre cuando un pepenador encontró el cuerpo que con base a la confrontación hecha al ADN de su hijo Bolívar Rojas Rivas y su hermana Angelina Rivas Obé coincidió.

Hay dos hipótesis sobre el asesinato de la doctora que comentó el fiscal y constan en la carpeta de investigación 12130570301090111016 por el delito de Homicidio Calificado:

“Una hipótesis que es la más sensata en mi parecer, se trata de un crimen pasional, la otra sería que la doctora, aunque era de segundo piso como le dicen del seguro social, estaba investigando la ausencia o pérdida de medicamentos controlados, como consecuencia de ello esa puede ser otra de las hipótesis”, dijo.

Según el fiscal, en la que consideró la hipótesis menos viable, podría ser “que la gente que adquiría esos medicamentos pudiese haber tenido una rencilla con ella, al estar investigando; les pedimos a sus familiares toda la cooperación para dar con los responsables”.

El cuerpo tenía tres o cuatro semanas por su descomposición y dijo que fue difícil ubicar la mandíbula, “porque hubo rapiña por parte de los animales que allí existen, perros, tlacuaches, zopilotes, etcétera, había perdido una mandíbula que gracias a dios encontramos”.

El dictamen pericial señala que Rivas Obé murió por traumatismo craneoencefálico: “pudo ser un batazo, un cachazo, una piedra, pueden ser muchas cosas que tengan bordes rocos”.

Los familiares se reunieron con el fiscal antes de que éste diera la rueda de prensa. Aseguraron que exigirán investigaciones sobre el hecho.

0 comentarios :

Publicar un comentario