lunes, 3 de octubre de 2016

Caen los 2 ASESINOS del SACERDOTE de Puruándiro, Michoacan

El procurador de Justicia de Michoacán, José Martín Godoy Castro, informó el esclarecimiento del asesinato del sacerdote José Alfredo López Guillén y la detención de dos presuntos militares, quienes ya fueron internados en el Cereso de Zamora como responsables de la muerte del religioso.

El funcionario explicó que el crimen del padre se registró el pasado 19 de septiembre, cuando José Alfredo López convivía con los homicidas en la casa parroquial de Janamuato, municipio de Puruándiro.

En un determinado momento los hombres discutieron y los dos militares, de nombre Vicente y Francisco, le dispararon en cuatro ocasiones, privándolo de la vida. Posteriormente lo envolvieron en una cobija y lo subieron a la cajuela del Volkswagen Jetta propiedad del religioso, no sin antes apoderarse de varios objetos de valor y de una camioneta Chevrolet Tornado propiedad de la parroquia.

Posteriormente huyeron del lugar, sobre la carretera Puruándiro-Zináparo, y en el predio Los Guayabos abandonaron el cuerpo, para luego continuar su camino a Zináparo.

Sin embargo, al llegar al crucero de la carretera Quiroga-Zacapu, a la altura de Santa Fe de La Laguna, volcaron el Volkswagen Jetta y siguieron en la camioneta Tornado, la cual, al llegar al municipio de Jiménez, sufrió una ponchadura.

Los sujetos se estacionaron por fuera de la dirección de Seguridad Pública municipal, donde le dijeron a un policía ser militares y que le dejaban encargada la camioneta.

Tras un operativo implementado ayer domingo se logró detener a los dos presuntos militares, cerca del municipio de Maravatío y este lunes fueron internados en Cereso de Zamora, donde quedaron a disposición del Juez de Control.

Dejó en claro el procurador de Justicia del estado, que el asesinato del sacerdote no fue a manos del narcotráfico ni se trató de un secuestro, sino que fue por originado por una discusión.

0 comentarios :

Publicar un comentario