viernes, 30 de septiembre de 2016

Veracruz; FGE encontró a Zuri, pero la zona “ESTA MUY CALIENTE” para ir por ella

Veracruz.- El tortuoso camino de la señora Georgina Pizaña para encontrar a su hija Zurisadai Pizaña Salmerón continúa: la Fiscalía General del Estado ya la tiene ubicada, pero se encuentra en Mesa de Guadalupe, en el municipio de Alto Lucero, donde hace poco mataron a 8 personas, y lo que le dice la fiscal especial en Delitos de Violencia contra la Familia, las Niñas, Niños y Trata de Personas, Consuelo Lagunas, es que la zona “está muy caliente” para que puedan ir por ella. 

Después de una discusión con sus padres, Zuri escapa de su casa el 12 de septiembre, tres días después, la madrugada del 15, le avisan que se encuentra en el Ministerio Público de Coatepec, pero no puede asistir a esa hora, no tiene con quién dejar a sus otros hijos, y no tiene dinero. 

La autoridad, pese a que la madre asistió a temprana hora, envió a la niña al DIF Estatal, y éste, la manda a un albergue en la Colonia Progreso, en la calle Chihuahua, entre Toluca y Villahermosa. Cuando la señora Georgina se entera por fin de a dónde habían llevado a su hija, lo que le dicen es que a las autoridades se les escapó, junto con otra niña. 

Desesperada, sin saber qué hacer, acude a la Fiscalía Especializada, y se encuentra con que están acusados de agredir a Zuri. “Ella puso que le pegábamos y la regañábamos. 

Pero pues es lógico que como padres, si hace mal, la tenemos que llamar la atención, pero no le pegábamos”. Dice que la fiscal informó que hay agentes que están pendientes de la niña, le cuentan que escapa aconsejada por otra menor, a pesar de los guardias y policías que había en el albergue del DIF Estatal. 

“Pero como ellos tienen el poder, pues a uno lo sobajan y le ponen a uno con miedo, y sólo dicen que ya está localizada y que la van a sacar del domicilio donde se encuentra, pero no dicen qué domicilio”. 

Explica que además de Zuri se escaparon otras niñas, y que se encuentran en Mesa de Guadalupe, Alto Lucero, con la familia de la menor que la convenció de huir del albergue. 

“Pero no las han podido traer desde el miércoles. Ya van ocho días que están con lo mismo”. “Yo soy muy ignorante en estas cosas y no sé cómo estén manejando el caso. Sólo dicen que a la niña se le volverá a traer para poner en resguardo”, cuenta, angustiada, porque el caso se está volviendo ya algo inentendible para ella. 

La madre comenta que desde el pasado miércoles tiene localizada a su hija, pero que no la han podido traer porque se encuentra en un “lugar caliente”, que es peligroso, que hay mucha gente mala y cerrada. “No sé si mi hija esté bien”. “Nosotros le preguntamos (a la fiscal) si iban a garantizar su seguridad y sólo comentaron que la niña está localizada y que en cualquier momento estará de nuevo resguardada”. 

Una vez que la traigan, la menor sería trasladada nuevamente al albergue, de donde se escapó, y le insisten a la señora Georgina que están acusados de agresiones contra Zuri. “Pero ellos no han investigado y no tienen pruebas, sólo me traen vuelta y vuelta. 

Tampoco quieren que se enteren los medios”. 

Respecto de si ha pensado acudir a la Comisión Estatal de Derechos Humanos, refiere que eso se lo prohibieron porque le dijeron que todo estaba en sus manos. 

“Lo mismo dijo la fiscal, que no anduviera haciendo ese tipo de cosas porque los medios de comunicación hacen que mi hija se esté alejando y tenga miedo y no salga de donde está”. 

“Ella había reprobado unos exámenes. Luego vino un jovencito que ya tiene antecedentes de que se lleva a las jovencitas. Vino a buscarla, mi esposo sale y el niño le dice que venía por Zuri, luego mi esposo le dijo que se equivocaba si pensaba que se la iba a llevar, ‘lárguese de aquí’, le dijo mi esposo. 

Yo creo que eso fue por lo que se molestó mi hija, porque nos dejó de hablar. Pero ella no sufría de golpes. 

Como todo padre le llamamos la atención”, insiste. 

Ahora está a la espera de que elementos de la Fiscalía General del Estado vayan por su hija, a la que no vería de inmediato, puesto que sería nuevamente puesta a custodia del DIF Estatal. Han pasado 18 días desde que la señora Georgina vio por última vez a su hija, y el drama parece no tener fin.

0 comentarios :

Publicar un comentario