domingo, 11 de septiembre de 2016

Michoacán: “Maté a esos niños porque se me ocurrió”, dijo otro niño

Morelia, Michoacán- Un joven de 15 años de edad confesó haber asesinado a dos pequeños, un niño y una niña, en mayo de 2012, crimen que conmocionó a todo el estado y que incluso se le relacionó con el tráfico de infantes y de órganos.

Según información de Mi Morelia, las dos pequeñas víctimas fueron identificadas como José Luis ‘R’ y Yamilet Daniela ‘H’, de alrededor de cuatro años de edad, quienes desaparecieron el 11 y 30 de mayo de 2012, respectivamente, y fueron localizados estrangulados el 9 de junio de ese mismo año en un canal de aguas residuales que pasaba por la zona donde vivían.

Asesinato
Morelia, Michoacán- Un joven de 15 años de edad confesó haber asesinado a dos pequeños, un niño y una niña, en mayo de 2012, crimen que conmocionó a todo el estado y que incluso se le relacionó con el tráfico de infantes y de órganos.

Según información de Mi Morelia, las dos pequeñas víctimas fueron identificadas como José Luis ‘R’ y Yamilet Daniela ‘H’, de alrededor de cuatro años de edad, quienes desaparecieron el 11 y 30 de mayo de 2012, respectivamente, y fueron localizados estrangulados el 9 de junio de ese mismo año en un canal de aguas residuales que pasaba por la zona donde vivían.

De acuerdo a los informes de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) el pasado 29 de agosto y tras sentirse vigilado por policías, el joven homicida, un adolescente de 15 años de edad, le confesó a su madre que él había asesinado a los dos menores.

Posteriormente ambos acudieron con la madre del pequeño José Luis “N”, para darle a conocer la verdad, motivo por el cual acudieron ante la Fiscalía Especializada.

Al ser cuestionado sobre los motivos que lo llevaron a matar a los niños, aparentemente el chico, quien tenía 11 años cuando llevó a cabo los homicidios, respondió que simplemente se le ocurrió.

Fuentes policiales comentaron que el adolescente, de quien se omiten sus generales por cuestiones legales, platicó que disfrutaba de matar animales diversos, entre ellos lagartijas a las que desollaba vivas, “una personalidad psicópata que concluyó en tragedia”, explicaron los investigadores.

El muchacho, que es familiar de los difuntos, quedó a disposición de las autoridades especializadas en justicia integral para adolescentes y se conoció que recibirá tratamiento psiquiátrico.

0 comentarios :

Publicar un comentario