viernes, 2 de septiembre de 2016

Hallan Auto CALCINADO con un CUERPO en límites de Linares

Los restos calcinados de una persona fueron encontrados ayer en el interior de un auto incendiado en Hualahuises casi en los límites con Linares, Nuevo León.

Habitantes de unos ranchos cercanos reportaron a las autoridades el incendio de un auto.

Cuando los bomberos sofocaron el fuego, descubrieron los restos de una persona en lo que fue el asiento posterior del vehículo Cavalier.

De acuerdo con una fuente policiaca, el auto pertenece a un hombre de Montemorelos, que precisamente desapareció desde la noche del miércoles.

El informante señaló que se le realizaron pruebas de ADN a los restos encontrados, para confirmar o descartar si se trata de Julio César Moya Solís, de 30 años, propietario del auto.

La fuente policiaca mencionó que alrededor de las 2:00 horas los Bomberos y Protección Civil recibieron el reporte de que había un auto quemándose.

En el reporte les precisaron que el vehículo estaba sobre la brecha que va a la Huerta La Japonesa.

Dicha brecha está a la altura del kilómetro 162 de la Carretera Nacional, precisó el informante.

Agregó que al llegar los elementos de rescate, el vehículo, que estaba a unos 200 metros de la carretera, se encontraba completamente envuelto en llamas.

En unos minutos el fuego fue sofocado y el auto estaba completamente calcinado.

Al sitio también llegaron policías municipales y de Fuerza Civil, y cuando con las lámparas iluminaron al interior del vehículo, descubrieron los restos de una persona.

Por ese motivo dieron aviso a la Agencia Estatal de Investigaciones, acudiendo peritos y elementos de la Policía Ministerial.
Se mencionó que el cuerpo estaba en lo que fue el asiento posterior del Cavalier.

Por las condiciones en que se encontró el cadáver, explicó la fuente, no fue posible determinar si estuvo amarrada.

En el sitio tampoco se pudo precisar si se trataba de un hombre o mujer y la edad que tendría.

El informante indicó que el auto no tenía placas de circulación.

Pero en la inspección encontraron una de las placas en el interior del vehículo.

Dicha placa es de un Cavalier, el cual es propiedad de Moya Solís, dijo la fuente.

La autoridad no detalló la hora y el lugar precisó donde se dio la desaparición de Moya Solís la noche del miércoles.

0 comentarios :

Publicar un comentario