jueves, 29 de septiembre de 2016

EJECUTAN a 2 MENORES que cantaban Karaoke en domicilio de Cd. Juarez

La voz de Erick, de 16 años, y Jorge de 17, se apagó cuando un par de hombres armados irrumpieron en su casa y los asesinaron de varios disparos en la cabeza en Cd. Juarez, Chihuahua.

Sus cuerpos quedaron en la sala del domicilio de fachada rosa, a un costado de un estéreo que tocaba música norteña la noche del martes.

“Estaban cantando en el karaoke cuando los mataron”, dijo un testigo.

Al ataque sobrevivió otro menor, Manuel de 14 años y hermano de Jorge, quien hasta el cierre de esta edición se reportaba grave.

El hecho causó consternación entre familiares, amigos y vecinos pues aseguran que los muchachos eran estudiantes y trabajadores, alejados de las pandillas y de bandas del crimen organizado.

“Eran buenos muchachos, no sabemos por qué los mataron. Ellos se la pasaban jugando aquí al futbol o cantando, les gustaba tocar la guitarra”, dijo ayer un tío de dos de las víctimas afuera de la vivienda de la colonia Carlos Castillo Peraza, donde ocurrió el crimen.

Sin embargo, para la Fiscalía estatal el móvil del ataque armado es la venta de droga en la casa donde quedaron los cuerpos, específicamente 'cristal', versión que fue rechazada por familiares y vecinos de los adolescentes.

"Mi primo lo único malo que hizo es que estuvo en el lugar equivocado. No sé por qué dicen que se dedicaban a vender droga”, reclamó un pariente de Erick.

Personal de la Unidad Especializada en la Escena del Crimen y de la Policía Ministerial no reportaron el aseguramiento de ningún tipo de estupefaciente en el domicilio.

La agresión se registró a las 22:10 horas del pasado martes, cuando hombres armados irrumpieron en la casa 2827 ubicada en la calle Rafael Terrazas Cienfuegos de la colonia Carlos Castillo Peraza, para después huir corriendo ante la mirada de varios testigos.

La Fiscalía General del Estado identificó a los fallecidos como Jorge Miguel Carranza de la Cruz, de 17 años y estudiante del Conalep III, y Erick Barraza Palacios, de 16, quien trabajaba como ayudante en varios negocios de esa colonia.

Ellos se convirtieron en las víctimas de homicidio número 53 y 54 de lo que va de septiembre, para un total de 355 asesinatos del 2016, refieren cifras oficiales.

Mientras que Manuel Carranza de la Cruz, de 14 años, hermano de Jorge, se encuentra hospitalizado en estado grave con disparos en la cabeza.

Peritos en balística forense embalaron seis casquillos de arma de fuego calibre .40 milímetros, esparcidos en la sala de la casa.

Familiares de Erick refirieron que él vivía a la vuelta de la casa de Jorge y Manuel, a quienes frecuentaba porque eran sus amigos.

En el lugar se dio a conocer que los padres de los dos hermanos tenían un par de semanas de haberse separado. La madre se fue a vivir a Durango y el padre trabaja en una empresa maquiladora, por lo que se quedaban solos gran parte del día.

Amigos de Jorge, Erick y Manuel se congregaron ayer desde temprano afuera de la casa número 2827, donde se abrazaban y lloraban.

Recordaron que a Jorge le gustaba tocar la guitarra y con frecuencia deleitaba a sus amigos y familiares con canciones románticas. Además aspiraba a terminar sus estudios de nivel medio superior y continuar con una carrera profesional en ingeniería.

Directivos de las escuelas donde tomaban sus clases los adolescentes declinaron hablar sobre la tragedia.

“Cuando por fin (las autoridades) nos dejaron pasar a la casa, lo único que hice fue apagar el radio que los muchachos estaban escuchando (antes de ser acribillados)”, dijo un hombre que se identificó como familiar de Erick.

Testigos del crimen refirieron que cerca de las 10 de la noche vieron a dos hombres salir corriendo de la casa donde cantaban los menores, con arma en mano y ataviados con playeras tipo Polo.

Sin embargo, la calle Rafael Terrazas Cienfuegos carece de alumbrado público y eso dificultó identificarlos.

“Aquí no hay luz, por eso es que no se ve casi la gente. Yo vi que estaban medio gorditos (los sicarios) y chavalos”, comentó un vecino.

Tras la agresión se desplegó un fuerte operativo y en minutos el sector fue resguardado por agentes de diversas corporaciones policiacas y elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Mandos policiales coordinaron la búsqueda de los homicidas, pero hasta el cierre de esta edición no se reportó alguna detención.

En lo que va de septiembre cuatro menores de edad han sido asesinados, tres de ellos con arma de fuego y uno más a golpes, de acuerdo con un conteo periodístico

0 comentarios :

Publicar un comentario