domingo, 25 de septiembre de 2016

Confirma Procuraduría ASESINATO a TIROS del SACERDOTE de Michoacan

Luego de que se diera a conocer la confirmación de la muerte del párroco de Janamuato, José Alfredo López Guillén, la Procuraduría General de Justicia de Michoacán, reconoció el crimen y dijo que el sacerdote fue ejecutado de varios disparos con arma de fuego

De acuerdo a la necropsia, el cura tenía 120 horas (cinco días) de haber sido ejecutado, lo que indica que el sacerdote fue asesinado la misma noche de su desaparición. En sus investigaciones, la PGJE estableció que el cura fue visto por última vez la noche del lunes 19 de septiembre, cuando acudió a un establecimiento de comida donde solicitó que se le enviaran cuatro raciones de comida que le fueron entregadas a las 21:30 horas. 

Horas más tarde, el padre José Alfredo pidió a la encargada de prepararle los alimentos que no se presentara el día martes a cocinar el almuerzo. Por la mañana del martes 20 de septiembre, ante la ausencia del párroco, el encargado de la Iglesia inspeccionó el área de descanso de la parroquia donde habitaba el religioso. 

Las puertas, informó la fiscalía, se encontraban cerradas con cadenas y candados, y los objetos personales se encontraban removidos. Los vehículos del párroco también fueron sustraídos de la casa parroquial. El cuerpo del sacerdote ya fue incinerado y se espera que en las próximas horas sea entregado a sus familiares.

0 comentarios :

Publicar un comentario