domingo, 4 de septiembre de 2016

Burundanga, droga que anula la voluntad, ARMA del crimen para asaltar y 'violar' en Veracruz

Veracruz.- Escopolamina, o burundanga como la han denominado en Colombia, es una droga de reciente uso por el crimen en ciudades de Veracruz para asaltar a personas de la tercera edad o mujeres que viajan solas a bordo de taxis para intentar violarlas o despojarlas de sus bienes. 

En Xalapa, una joven estudiante estuvo a punto de ser víctima de esta forma de operar y fue trasladada a la Cruz Roja, donde se confirmó que la habían tratado de drogar.

Una joven en la capital del estado denunció y alertó de un nuevo modo en que algunos taxistas en Xalapa operan para robar a los usuarios. 

Muchos otros casos han sido reportados y atendidos en la Cruz Roja de Xalapa. Aunque parecía un “mito”, comentó el presidente del Consejo de Administración de la Cruz Roja Xalapa, Antonio Limón Cházaro, lo cierto es que a la institución llegan casos de personas en muy mal estado y que han sido despojadas de sus pertenencias.

La burundanga o escopolamina es una substancia psicotrópica preferida por los agresores, pues provoca un automatismo en el cerebro de la víctima y causa un estado de sumisión ante cualquier orden. Así, algunos delincuentes y agresores sexuales suministran el fármaco a la persona que desean robar, violar o incluso asesinar. 

La sustancia es extraída de los floripondios y está extendida por toda Sudamérica, especialmente en Colombia, Ecuador, Venezuela, Perú y Bolivia, países donde se emplea para cometer atracos.Es fácil de conseguir. Se vende incluso vía Internet, de acuerdo con reportes periodísticos. 

En la capital del estado, en la zona de los lagos es común ver esta flor conocida como floripondio y según puede ser usada para preparar un té que provoca efectos de adormecimiento y relajación

La joven Mónica Rascón Anaya fue víctima de un ruletero que intentó sedarla con el psicotrópico. Otras víctimas han sido en su mayoría personas de la tercera edad. El caso más reciente es el de la Joven Mónica. Todas presentaban los mismos síntomas: pérdida de conocimiento, adormecimiento de extremidades, presión sanguínea descontrolada.

En el caso de los adultos mayores, comentó el presidente de la Cruz Roja, Antonio Limón Cházaro, fueron abordados en la calle por un desconocido que les ofreció yogurt y al ingerirlo minutos después empezaron a sentirse mal.
“Lo que la mayoría comenta es que tomaron un yogurt entregado por un desconocido en las calle y ellos pensando en la buena fe lo aceptaron y lo bebieron. El otro caso es el de una joven que al tomar un taxi a las afueras del Caxa, el conductor le pasó un papel y al tener contacto empezó a sentirse mal. Llegó a la Cruz Roja en mal estado”.

Los síntomas que presentan las víctimas pueden ser relacionados a algún tipo de sustancia tóxica o droga, comentó Cristina Pacheco, enfermera de la Cruz Roja y quien ha atendido a las víctimas.

ZONA CENTRO, CEM, TRANCAS Y POMONA CON INCIDENTES

La enfermera relató que el caso más reciente fue el de la joven Mónica y el de un señor mayor de edad que tardó cerca de 3 horas en reaccionar y que llegó en muy mal estado a la Cruz Roja.

Estos casos son reportados por la ciudadanía, ya que las víctimas en su mayoría son vendedores de artículos o comida, comentó la enfermera. Y los casos han sido más frecuentes en la zona de Las Trancas, la calle Pomona, un caso a los alrededores de Centro de Especialidades Médicas y uno en el centro de la ciudad.

“Tienen como 20 días el caso de la joven y el de un señor que en la calle Pomona perdió el conocimiento y le robaron todo. El señor ingresó un jueves y tardó cerca de tres horas en reaccionar”.

CRUZ ROJA ALERTA A CIUDADANÍA

El presidente del Consejo de Administración de la Cruz Roja Xalapa, Antonio Limón Cházaro, pidió a la población no aceptar comida o papeles a desconocidos, esto ante la frecuencia de personas intoxicadas.

“Algunos pensamos que eran mito pero hasta que llegaron casos a la Cruz Roja, nos damos cuenta que es una realidad”, dijo.

TAXISTAS INVOLUCRADOS, SEGÚN TESTIMONIO

La joven Mónica relata a través de una red social su mala experiencia suscitada en la capital del estado. “Llegué ayer a la ciudad de Xalapa y pedí taxi normal afuera de Caxa, eran las 2 de la tarde. Cuando subí a la unidad me puse a platicar con él conductor como platico usualmente, como venía con mucho equipaje e instrumentos musicales, creo que me vio cara de no sé qué y me empezó a ofrecer droga y a platicar de una nueva. Le di el cortón al cuate pero ya tenía yo la mala idea de que algo iba a pasar. Se veía muy drogado. Después me pidió de favor que le leyera un papel y se me hizo algo inofensivo, al agarrar el papel y leerlo sentí un hormigueo en el brazo y luego las piernas. Me sentí tan mal y comencé a desubicarme. Me baje a la altura del Callejón del Diamante y llame a la policía”.

0 comentarios :

Publicar un comentario