viernes, 5 de agosto de 2016

Alerta por ROBO de FUENTE RADIOACTIVA en Sonora-Sinaloa-Chihuahua

La Secretaría de Gobernación (Segob) alertó este viernes a las Unidades Estatales de Protección Civil de Sonora, Baja California, Sinaloa y Chihuahua, por el robo de una fuente radiactiva, la cual puede ser peligrosa para la salud humana si se extrae de su contenedor.

Informó que se trata de la fuente radioactiva que fue sustraída del vehículo Pick Up 250 color blanco, modelo 2009 con placas VC 04659, y que dentro del contenedor con número de serie N/S M350707988 lleva una fuente con isótopos de Americio, Berilio y Cesio.

"La fuente puede ser peligrosa para las personas si no se maneja en condiciones de seguridad o no se protege desde el punto de vista físico; lo cual podría causar lesiones permanentes a quien manipule o esté en contacto con ella durante un tiempo prolongado", anotó Segob en un comunicado.

La dependencia indicó que la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias informó a la Coordinación Nacional de Protección Civil que a las 06:39 horas recibió un reporte del Sistema de Emergencias 066 de Ciudad de Obregón, Sonora, informando del robo de una fuente radioactiva.

La misma es perteneciente a la Junta de Caminos del Gobierno de Sonora, ubicada en Ignacio Altamirano 222, entre las calles Michoacán y Donato Guerra, Colonia Constitución de Ciudad Obregón.

La Segob también alertó a las instancias federares de seguridad nacional integrantes del Sistema Nacional de Protección Civil.

"Si el material no se encuentra en su contenedor, representa un riesgo importante para la salud; sin embargo, dicha fuente no es peligrosa si no se extrae de su blindaje", esclareció.

En febrero una fuente radioactiva de de Iridio-192 fue robada en San Juan del Río, Querétaro, por lo que la Coordinación Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación emitió un alertamiento a esa zona.

En 2014 el Sistema Nacional de Protección Civil lanzó una alerta a 10 estados por el robo de una fuente radioactiva de una empresa constructora en Tultitlán, Estado de México.

Se trató de un medidor de compactación de suelos con dos fuentes radiactivas que fue sustraído de una obra que tiene a su cargo la compañía Laboratorio Nacional de la Construcción (Lanco).

0 comentarios :

Publicar un comentario