martes, 12 de julio de 2016

ExFiscal Adame Ochoa acumuló $15.8 millones de dólares del Narco en Jalisco


El ex fiscal mexicano Sergio Adame Ochoa acumuló una fortuna personal de 15.8 millones de dólares y recibió por lo menos 6.5 millones de dólares en transferencias directas de la banda de narcotraficantes Los Piojos entre 2010 y 2011.


Detalles de la investigación de Estados Unidos contra Adame, detenido en Texas el 16 de junio, fueron revelados el 5 de julio en la orden por la cual el juez John Primomo se negó a conceder libertad bajo fianza al ex funcionario, quien seguirá preso durante el trámite del proceso en su contra por fraude y lavado de dinero.

Los hermanos Villarreal Arelis, narcotraficantes que trabajaron con Los Zetas, el Cartel del Golfo y el colombiano Javier Urestegui, aportaron 2 millones de dólares a Adame Ochoa en la primavera de 2010, para pagar el crédito bancario que le había permitido adquirir lotes en la zona residencial Riverside Plaza en McAllen.

Los Villarreal también aportaron 3 millones de dólares a la empresa de Adame, Alan Land, para construir un centro comercial en Riverside, y cerca de un millón de dólares para comprar el edificio de Bank of America en el centro de Harlingen, Texas.

"Documentos de estas transferencias fueron encontrados en una caja fuerte en el domicilio de Adame durante un cateo", explicó el juez.

"También se encontró un estado de cuenta personal que indica que Adame tiene 15.8 millones de dólares en activos financieros", agregó.

En 2010, Norma Villarreal García fue incorporada como ejecutiva de Alan Land, en lugar de Roberto Adame Ochoa, hermano de Sergio y actual titular de la Unidad de Proyectos Estratégicos de la Secretaría General de Gobierno de Nuevo León.

En sus declaraciones al IRS (el equivalente del SAT en ese país), Adame presentó como aportaciones propias de capital el dinero que le enviaron los Villarreal.

Adame, de 65 años, tiene la doble ciudadanía y según declaró a la Corte, trabajó como fiscal en la PGR durante seis años, otro periodo igual en como "agente aduanal" y dos años como Director de Inteligencia de la Fiscalía de Jalisco, entre 2012 y 2014.

Adame ofreció propiedades en garantía para una fianza de un millón de dólares, entregó su pasaporte y alegó que no escaparía a México, pues su vida estaría en peligro por su trabajo con agencias policiacas estadounidenses.

Pero el juez rechazó la libertad del acusado porque este "omitió informar al oficial de la Corte sobre su residencia en Ciudad de México, sobre la casa que está construyendo en San Antonio y sobre el elevado monto de sus activos financieros".

1 comentarios :

Anónimo dijo...

Bueno este de pérdida lo obtuvo del barco pero los otros políticos lo obtienen del pueblo

Publicar un comentario